La hija de Carolina de Mónaco y el productor de cine han celebrado su segunda boda en la más estricta intimidad.


Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam se dieron el «sí, quiero» el pasado 1 de junio en el palacio del pequeño Estado costero. Después de la boda de película de la hija de Carolina de Mónaco y el productor de cine, el matrimonio ha celebrado su segundo enlace por sorpresa.

La razón que traerá a Carlota Casiraghi a España antes de lo previsto

Casi un mes después de celebrar su boda civil en el Palacio de los Grimaldi, Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam se han vuelto a dar el «sí, quiero» en un ceremonia religiosa en una iglesia de Saint Remy de Provence, un pequeño pueblo francés que tiene un significado especial para la familia. Fue aquí donde la princesa Carolina se refugió junto a sus tres hijos mayores tras la muerte de Stefano Casiraghi.

Si bien el primer enlace pudimos ver a los protagonistas del gran día y a los invitados como disfrutaban de la boda; en esta ocasión se ha tratado de una ceremonia muy intima. Ha sido la periodista Eugenia Garavani quien ha publicado en sus redes sociales una instantánea en la que confirmaba que hoy, 29 de junio, se celebraba el matrimonio religioso de la pareja.

La hija de Carolina de Mónaco y el productor de cine han obsequiado a sus invitados con husos de lavanda.

Aún no ha salido a la luz el look nupcial por el que ha optado la novia. Cabe recordar que en su primera boda, la nieta de Rainiero de Mónaco optó por lucir un vestido ceñido, adornado con grandes lazos en la parte delantera. Y como segundo vestido, apostó por un vestido clásico.