El príncipe Alberto de Mónaco vuelve a enfrentarse a una demanda de paternidad, la tercera en su vida. Esta vez, de una niña brasileña de 15 años que podría convertirse en su quinta hija, la tercera fuera del matrimonio con Charlene


Los fantasmas del pasado vuelven a oscurecer el soleado presente del príncipe Alberto de Mónaco. Para él, la historia es cíclica y vuelve a repetirse, aunque tan solo sean aquellos capítulos que menos le gustan y que más atención mediática generan y es que siempre es noticioso que a un jefe de una casa real europea tenga un hijo, pero más curioso si cabe es el hecho de que su nuevo vástago tenga 15 años y se conozca ahora que podría ser hijo biológico suyo. En este caso, se trata de una niña, hija de una brasileña que asegura que mantuvo una breve y apasionada historia de amor con el príncipe Alberto de Mónaco, fruto de la cual nació la joven que ahora opta a ser su hija legal.

[/ista_enlaces]

Una nueva demanda de paternidad pesa sobre la conciencia y el patrimonio del príncipe Alberto de Mónaco. La denuncia la ha interpuesto una mujer brasileña que asegura que se quedó embarazada del monarca hace ya 15 años, edad que precisamente tiene su hija. De confirmarse su parentesco, se trataría de la tercera criatura que ha nacido fuera de su matrimonio con la princesa Charlene de Mónaco, con la que ha tenido ya dos hijos. Aunque cierto es que todas estas aventuras forman parte de su pasado, por lo que no podría hablarse de una traición conyugal.

Esta nueva hija que habría nacido fruto de una noche de pasión del príncipe Alberto de Mónaco con una mujer brasileña sería su quinta hija, como así asegura el medio especializado ‘Histories Royales’. Se hace eco no solo de la denuncia, sino de la historia que esconde esta mujer brasileña de 34 años que desea preservar en todo momento su anonimato mientras dure el proceso legal que ha iniciado para conseguir el reconocimiento de su hija por parte del hombre al que considera su padre. En la sombra permanecerá al menos hasta el próximo mes de febrero de 2021, fecha en la que se ha fijado el juicio en Milán por la paternidad y que desvelará si efectivamente el príncipe Alberto de Mónaco amplia la familia por sorpresa o se conforma con dos hijos legítimos y otros dos bastardos.

Esta mujer brasileña está empeñada en demostrar que el príncipe Alberto de Mónaco fue su amante y que fruto de sus encuentros apasionados nació su hija el 4 de julio de 2005. Dice que se conocieron en Brasil y que mantuvieron una discreta relación hasta que él tuvo conocimiento del nacimiento de la pequeña. Incluso recibió fotografías de la niñas, momento en el que decidió romper cualquier lazo y desaparecer.

Él se ha negado ya ha reconocerla legalmente, por lo que ella ha decidido emprender acciones legales para que sea la justicia de Milán la que decida sobre el futuro de su hija. Sin embargo, confían en que antes de que se produzca este juicio el próximo mes de febrero haya posibilidad de llegar a un acuerdo amistoso y a puertas cerradas. Así lo ha comunicado ya el abogado de la mujer que ha puesto en jaque otra vez al príncipe Alberto de Mónaco, Erich Grimaldi que, pese a su apellido, no guarda un parentesco directo con la familia principesca de Mónaco.

[lista_enlaces]

“Esperamos llegar a un acuerdo previo. Para proteger a la hija de mi cliente debemos evitar el juicio. Me parece innecesario si el problema puede resolverse con un test rápido de ADN. Hemos acudido a la Justicia tras haber intentado en vano una conciliación amistosa”, señalan desde el equipo jurídico de la mujer brasileña que dice ser la madre de la nueva hija ilegítima del príncipe Alberto. Mientras tanto, sus hijos legítimos continúan creciendo y conquistando el Principado con su simpatía, ajenos a que quizá tengan una hermana mayor en los próximos meses.