En su boda, con sus hijos… La Casa de Correos de Mónaco lanza una nueva serie de sellos postales conmemorativos al cumplirse los 10 años del «sí, quiero» de sus Príncipes.


El próximo 1 de julio se cumplirá el 10º aniversario de la boda del príncipe Alberto de Mónaco y Charlène Wittstock. Aquel día tuvo lugar la ceremonia civil, como es costumbre en el Principado, en el palacio de los Grimaldi. Al día siguiente se celebraría el enlace por la Iglesia en el Patio de Honor de dicho palacio, al aire libre y con todo el glamour que les caracteriza. El hecho es que cuando se acerca una fecha tan señalada, al menos la Oficina de Timbre ya se ha adelantado a festejarlo y ha lanzado unos nuevos sellos postales conmemorativos.

Office des Timbres.

Una serie de cuatro estampas que reproducen distintos momentos de la pareja principesca a lo largo de esta década, pero en la que destaca especialmente el día de su boda religiosa, con una radiante Charlène vestida de blanco por Armani.

Boda de Alberto y Charlene de Mónaco

Las otras son las del emblema oficial con las iniciales de los Príncipes; una en la que aparecen con sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella (nacidos el 10 de diciembre de 2014), fotografiados en la Fiesta de San Juan de 2020; y la última, en la que se ve a Alberto y Charlène saludando desde el balcón de palacio en el Día Nacional de Mónaco (en concreto, en la edición de 2018).

Office des Timbres.

Los sellos estarán disponibles a partir del mismo 1 de julio, a un precio de 1,50 euros cada uno. No es la primera vez que los Príncipes de Mónaco quedan inmortalizados en forma de sello. Sin ir más lejos, el pasado abril también sacaban otra estampilla con la última foto oficial de la Familia Principesca.

Con esto se consolida una tradición, no solo en esta Casa Real, sino en el resto de la realeza europea. Precisamente hace poco la Casa de Correos de los Países Bajos lanzó una serie de cinco sellos con motivo del 50 cumpleaños de la reina Máxima de Holanda.

Gtres.

Por supuesto, también los Reyes de España tienen sus propios sellos. A finales de 2014, coincidiendo con la Fiesta Nacional, Correos publicó una serie de dos estampillas: una que reproducía una foto oficial del Rey Felipe en solitario y otra del monarca junto a Doña Letizia, quienes habían subido al Trono el 19 de junio de ese año. Su valor era de 1 euro. En 2015 debutó la Princesa Leonor, protagonizando una edición de sellos con ocasión de los Premios Princesa de Asturias, que ella preside.