La soberana retoma su agenda tras verse salpicada por las últimas declaraciones de Corinna Larsen.


Ha sido un verano especialmente discreto para la reina Sofía marcado inevitablemente por la marcha del país del rey Juan Carlos. La soberana ha reaparecido y lo ha hecho en Málaga donde ha cumplido como voluntaria con las labores de limpieza. Un trabajo que corresponde a la campaña ‘Héroe Libera’ durante el Día Internacional de la Limpieza de Playas, una iniciativa ambiental con la que colabora desde hace años. La soberana retoma su agenda tras verse salpicada por las últimas declaraciones de Corinna Larsen. 

Foto: Gtres

Se trata de su primer acto público después de su regreso de vacaciones en Mallorca. Un verano totalmente atípico en el que la monarca se ha mantenido en un discreto segundo plano. Durante esta jornada de limpieza, hemos visto a doña Sofía con la obligatoria mascarilla acceder a la playa y ataviada con un cómodo atuendo compuesto por una camisa de cuadros y pantalón azul marino. Con guantes, la monarca ha recogido basura de la playa generando una gran expectación entre los curiosos que se agolpaban en la zona.

La reina emérita se ha afanado en la limpieza junto a otros voluntarios con quienes ha mantenido conversación y ha conocido su trabajo de primera mano. No es la primera ocasión en la que la vemos poniendo su granito de arena en cuestiones medioambientales. Este es el tercer año consecutivo en el que colabora en la recogida de basura. Una vez más, doña Sofía destaca como la reina más ecológica.

 

Las controvertidas declaraciones de Corinna

Una iniciativa con la que arranca el nuevo curso de doña Sofía, también en el ojo del huracán por Corinna Larsen. La alemana ha ofrecido una reciente entrevista en la revista ‘Paris Match’ en la que afirma que don Juan Carlos sufrió «un golpe de estado interno» por parte de esta. 

Foto: Gtres

«Tengo dos frentes contra mí. El primero está constituido por mi mujer y sus lugartenientes: ella tiene prisa en poner a su hijo en el trono porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo está encarnado por Mariano Rajoy, que tiene como objetivo castrarme y debilitar la monarquía», han sido sus palabras exactas.

Asimismo calificaba como «arreglada» la boda entre don Juan Carlos y doña Sofía por Franco. Carinna también ha afirmado que llevaban vidas separadas desde hacía tres décadas, pero que había un acuerdo para que ambos continuaran representando a la Corona. Una entrevista que Corinna acompaña por una fotografía que se ha convertido en viral en la que se ve al rey emérito con bermudas y gorra durante una barbacoa.