Felipe y Letizia, esta vez sin sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, han asistido al Palacio Real de Madrid para hacer un emotivo homenaje a las víctimas de la pandemia de Covid-19.


Felipe y Letizia han protagonizado uno de los actos oficiales más especiales de esta semana. Los Reyes han acudido este jueves al Palacio Real en Madrid para asistir al acto de homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia del Covid-19 y de reconocimiento al personal sanitario.

Los Reyes han asistido a este homenaje, que ha tenido lugar en la Plaza de la Armería del Palacio Real, conscientes del sacrificio que han hecho los sanitarios españoles durante la pandemia provocada por culpa del coronavirus. Es el segundo acto que se celebra en el Palacio Real. El primero tuvo lugar el 16 de julio de 2020.

Se ha rendido un homenaje a los profesionales que fallecieron trabajando durante el año y medio que está durando ya esta crisis sanitaria en nuestro país. También se ha dedicado un homenaje a las primeras personas que recibieron la vacuna contra el Covid-19, que abrieron la esperanza a que la nueva normalidad estaba más cerca.

En esta ocasión no han estado junto a los Reyes sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, pero sí han estado los familiares de las víctimas, así como algunas autoridades del Estado. Entre ellas, Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, que ha recibido a Felipe y Letizia en la Plaza de la Armería del Palacio Real, donde ya esperaban los 700 personas que han asistido al acto.

Han rendido homenaje a los profesionales sanitarios fallecidos durante la pandemia

© Robert Smith.

Los Reyes han reaparecido de lo más sobrios para este emotivo homenaje. Letizia ha apostado por un vestido monocolor en tono azul, que ha combinado con unos zapatos de tacón negros y un bolso negro. En el pelo ha dejado atrás la coleta para lucir un moño bajo, que combina a la perfección con el look que ha lucido.

El hecho de que se tenga que respetar la distancia de seguridad y de que haya que evitar el contacto, los Reyes y las autoridades, así como todos los familiares de las víctimas de sanitarios fallecidos y el resto de asistentes a este acto han tenido que saludarse los unos con los otros a través de un gesto nuevo para todos. Se han llevado la mano al corazón, sustituyendo con esto al apretón de manos habitual antes de la pandemia.

El gesto de llevarse la mano al corazón ha sido el nuevo saludo

© Robert Smith.

En este acto homenaje han estado presentes todos los miembros del Gobierno, menos el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, así como los presidentes autonómicos de nuestro país, a excepción de Íñigo Urkullu, Pere Aragonés y Guillermo Fernández Vara. También hemos podido ver al alcalde de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida, así como los líderes del Partido Popular, Pablo Casado, de Ciudadanos, Inés Arrimadas, el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, el secretario general del grupo Unidas Podemos, entre otros.