Su Majestad el Rey Felipe VI ha tenido contacto con una de sus grandes pasiones de la infancia: la astronomía. El monarca ha mantenido hoy una conversación con el astronauta Chris Cassidy, del equipo de la Estación Espacial Internacional (ISS) encargado de colocar la primera cámara de reducido tamaño iSIM 170 desarrollada por la empresa española Satlantis. Un invento español en el módulo japonés llamado Kibo que comenzará a tomar fotografías de la Tierra a finales de este mes.

Tras siete años de intenso trabajo, la compañía española Satlantis ha pasado todas las pruebas de homologación para colocar su primera cámara óptica de reducido tamaño del mundo en el espacio. Japón ha acogido esta cámara en su módulo externo de la Estación Internacional, donde por vez primera será instalada una tecnología no japonesa. Estados Unidos será el encargado de acoplar esta tecnología, de la mano de sus astronautas.

La charla entre Felipe VI y el astronauta Chris Cassidy

Durante la conversación con el astronauta, Don Felipe le ha contado que siempre ha tenido un gran interés por el sector aeroespacial y haber seguido muy de cerca los programas espaciales. «España se siente orgullosa de ser parte de esto. Es un momento muy especial para mí y un momento muy excitante ser testigo de este nuevo paso y de incorporar una nueva pieza tan sofisticada». También le ha trasmitido su agradecimiento por poder conectar con la Estación Espacial Internacional 17 años después de la última conexión en directo entre España y la ISS en 2003. Asimismo, ha destacado la importante colaboración entre los tres países implicados Japón, Estados Unidos y España y ha puesto de relieve la participación española en el proyecto con una tecnología innovadora en el programa espacial. Y ha agradecido el esfuerzo que han hecho para llegar a este momento a la tripulación, la NASA, JAXA y Satlantis.

La charla entre Felipe VI y el astronauta Chris Cassidy

JJI_5786 copy

Con un peso de 15 kilos, un 80 por ciento inferior a las tecnologías clásicas, la cámara de alta resolución sunmétirca iSIM 170 de Satlantis grabará 20 imágenes por segundo de zonas terrestres clave, como grandes ciudades, fronteras, costas, zonas naturales u océanos. Estas imágenes permitirán detectar diferentes amenazas para el mar, como vertidos de petróleo de barcos, proliferación de algas o plásticos flotantes. Asimismo, se podrá hacer un seguimiento de los avances y patologías en cosechas o incendios, así como análisis de la climatología y sus consecuencias. Gracias a la alta resolución de las imágenes, los datos obtenidos generarán observatorios para desarrollar nuevas políticas medioambientales a nivel global. Un hito que el rey Felipe ha querido subrayar en su diálogo con la ISS, ya que considera que la colaboración de distintos países para colocar la nueva cámara de Satlantis «es un gran ejemplo para el mundo». Así, ha «agradecido el esfuerzo realizado».

Don Juan Carlos, investigado por la Fiscalía del Supremo

REY JUAN CARLOS

Mientras su hijo sigue centrado más que nunca en el trabajo, el rey Juan Carlos vuelve a ocupar todos los titulares tras verse salpicado, una vez más, por el escándalo. Este lunes se ha conocido que la Fiscalía del Tribunal Supremo ha asumido la investigación sobre la construcción del AVE entre las ciudades de Medina y La Meca, por la cual el rey emérito podría haber recibido 100 millones de dólares.

La Fiscalía Anticorrupción enviaba las diligencias preprocesales que inició a finales del año 2018 para indagar sobre un presunto caso de cohecho por unas comisiones ilegales que podrían haberse pagado por la adjudicación a un consorcio de empresas españolas en el contrato del Ave saudí. La investigación se centra en delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos. Estos tuvieron lugar en 2014. Tras su abdicación en junio de ese año, el rey dejó de ser el Jefe de Estado y perdió la inviolabilidad. El padre de Felipe VI solo podría ser juzgado por aquellos delitos cometidos después del 19 de junio de 2014, el día que abdicó. Desde entonces, el emérito es aforado ante el Supremo: es decir, sólo puede ser juzgado por el Tribunal Supremo. Ahora, el órgano más alto de la justicia investiga si son ciertas las afirmaciones del abogado de Corinna Larsen, quien asegura que el monarca cobró comisiones (80 millones de euros) por mediar en la construcción de la línea del ferrocarril en el país árabe.