La Reina Sofía está imparable una vez vacunada contra la Covid: su ruta para conocer los Bancos de Alimentos de España hoy la ha llevado hasta la capital andaluza.


La Reina Sofía ha sido recibir la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus y retomar sus actividades fuera de La Zarzuela con más fuerza si cabe. Si además es para visitar los Bancos de Alimentos, una causa en la que está firmemente comprometida a través de la Fundación que lleva su nombre, la madre del Rey Felipe es capaz de sacar una fuerza inaudita. Tanto como para que, a sus 82 años, no le importe viajar de un punto a otro de España. Hace unos días acudía al Banco de Alimentos de La Coruña (Galicia); y hoy lo ha hecho al de Sevilla.

Gtres.

Su imagen dista mucho de una mujer ‘de su edad’, si es que eso implica un aspecto determinado más clásico o conservador. Pero el suyo desde luego que es juvenil, fresco y alegre. Doña Sofía ha aparecido vestida en tonos azules, con pantalones, botas de tacón y un original chaquetón de rayas de aires étnicos con el que marcaba la diferencia, junto a un fular y una mascarilla al tono. Tampoco le faltaban sus habituales joyas de mil colores, sus pulseritas, anillos y collares con los populares ‘ojos de la suerte’ griegos.

Gtres.

La esposa del Rey Juan Carlos ha llegado por la tarde a la sede situada en Mercasevilla, donde ha sido recibida por la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, y el presidente del Banco de Alimentos de Sevilla, Agustín Vidal-Aragón de Olives. Una vez dentro ha mantenido una reunión y ha recorrido las instalaciones, tal y como acostumbra en estos casos, interesándose por su situación después de un año de pandemia en el que han prestado ayuda a más de 60.000 personas necesitadas. Tras firmar en el Libro de Honor, Doña Sofía ha saludado a los voluntarios del centro y ha finalizado su visita en la parte del almacén.

Gtres.

La Reina Sofía no para de viajar para conocer de primera mano la gestión de estas entidades sociales en tiempos especialmente difíciles. Ya el pasado verano la vimos hacer una ruta por buena parte de otros Bancos de Alimentos, incluyendo Canarias. Ahora que ya está inmunizada, el riesgo para ella es menor, aunque por supuesto continúa cumpliendo con las normas sanitarias.