Un día más, la Reina se pone manos a la obra en su despacho para llamadas y videoconferencias con diversos sectores de la sociedad.


La Reina Letizia ha empezado la jornada del martes con otra de sus videoconferencias habituales, en esta ocasión con representantes de las asociaciones de diabéticos con el fin de conocer su situación en este contexto sanitario. Los que padecen esta enfermedad no son más proclives al contagio que el resto, pero sí de sufrir mayores complicaciones. Doña Letizia ha conversado con la presidenta de la Asociación Diabetes Madrid, Pilar Martínez Gimeno; con la presidenta de la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk, Olga Espallardo, y su vicepresidente, Francisco Pajuelo, y su gerente, Silvia Muñoz; y con la gerente de la Asociación Diabetes Madrid, Lola García Plaza.

Aquí puedes ver en vídeo la reunión telemática de la Reina Letizia:

Como viene haciendo para sus reuniones en solitario, a primera hora de la mañana, la Reina ha comenzado sus tareas en su despacho blanco y moderno. De nuevo, también, su estilo continuaba con la línea adoptada desde que regresó a la primera línea tras cumplir con la debida cuarentena en el palacio de La Zarzuela. Para este martes Letizia ha escogido un traje de chaqueta con raya diplomática y un top blanco por debajo. La melena suelta y poco más, salvo su anillo dorado de Karen Hallam, que es el único adorno perceptible.

La Reina no parece estar dispuesta a cambiar su estilismo para toda esta época y así se viene repitiendo día tras día sin descanso. Lo cierto es que se trata de un look perfecto para estar cómoda en casa (añadimos sus mocasines) y a la vez estar elegante para mantener todas estas reuniones virtuales.

Doña Letizia ha conocido la labor de estas dos organizaciones volcadas en la atención a las personas con diabetes, para lo cual han establecido un Canal Experto con mensajes electrónicos y consultas a través del teléfono, además del lanzamiento de una campaña informativa en redes sociales.

Sus responsables han querido subrayar la importancia de facilitar recursos que ayuden a los profesionales, voluntarios, familias y afectados con diabetes de tipo 1 y 2 a gestionar esta crisis, así como también a los servicios públicos como centros de salud, hospitales, etc, con seminarios online, guías y publicaciones. Hay toda una serie de servicios telemáticos para los interesados que puedan ayudarlos a afrontar problemas de ansiedad o comportamiento, asesoramiento en vulneración de derechos, asistencia telefónica, orientación para hábitos saludables, así como de acompañamiento en situaciones de duelo, entre otras cosas.

La diabetes se ha convertido en uno de los problemas de salud más importantes a nivel mundial. Se estima que de los 382 millones de personas que la padecían en 2013 pueden llegar a ser 592 en 2035. En 2015 la diabetes de tipo 2 afectaba a un 14 por ciento de la población, alrededor de 5,2 millones de personas. El objetivo de estas dos asociaciones es que la población siga una alimentación saludable y la realización de actividad física para llevar una vida equilibrada. La diabetes no tiene por qué suponer una limitación de la vida de los pacientes si se conciencian sobre su autocuidado.

Después, a media mañana, la Reina se ha vuelto a encontrar con el Rey para llevar a cabo una videoconferencia con la Asociación Educativa Ítaca, que combate la pobreza infantil y la exclusión social en la zona norte de L’Hospitalet. Acto seguido se ponían al habla con la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

La Reina Letizia, al igual que el Rey Felipe, prosiguen de esta manera con sus contactos con diversos sectores de la sociedad para tratar la situación presente. Ayer ella charlaba con responsables de la organización Save the Children sobre la infancia más desfavorecida. Luego se unía a su marido para mantener conversaciones con Correos y Renfe, sectores esenciales para el transporte y al comunicación. Por otro lado, los Reyes no dejan de interesarse por los hospitales de toda España y sus acciones para superar la emergencia.

Es su manera de estar al pie del cañón en estos momentos complicados, en los que prácticamente toda su agenda se limita a dentro de las puertas de La Zarzuela. Tan solo el monarca ha salido de sus límites en dos ocasiones, para visitar el hospital de Ifema y, a la semana siguiente, acudir al centro operativo situado en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Para entonces el Rey Felipe fue vestido con su uniforme militar del Ejército de Tierra y ‘armado’ con mascarilla y guantes.

Ayer tarde, Don Felipe se reunió en su despacho con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, dentro de su ronda de contactos con miembros del Gobierno y de su conexión permanente con el presidente Pedro Sánchez. También realizó una llamada con el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. Por último, los Reyes enviaron un mensaje de condolencia por la muerte de Landelino Lavilla, al igual que otro en nombre de los Reyes Juan Carlos y Sofía.