Cada año, los Reyes escogen un misterioso destino para sus vacaciones privadas. ¿A dónde suelen ir en sus viajes privados? Te lo contamos.


Cada año, en agosto, muchos españoles se hacen la misma pregunta. ¿Qué planes tienen los Reyes tras sus días de descanso ‘oficiales’ en Mallorca? ¿A dónde se irán de vacaciones? ¿Qué destino habrán elegido para escapar de sus obligaciones como Jefe de Estado y Reina consorte, respectivamente? ¿Viajarán solos o acompañados de sus pequeñas?

Como cada año, la Familia Real aterrizó en la isla el pasado 4 de agosto. Sus Majestades, acompañados de sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, han arrancado sus vacaciones públicas posando juntos en el centro de interpretación del paraje natural de la Sierra de Tramontana y en el santuario de Lluc, en la localidad de Escorca. Aún les quedan muchos compromisos pendientes, como recepciones y actos institucionales.

Los Reyes inician sus vacaciones «privadas» la segunda quincena de agosto

Este año, al igual que el anterior, nos han dejado sin el tradicional posado familiar en Marivent, donde también se encuentra la reina Sofía desde el pasado 22 de julio. Por culpa de la pandemia, y por segundo año consecutivo, tampoco se ofrecerá la tradicional recepción a la sociedad balear en el palacio de La Almudaina. El verano en Mallorca se presenta atípico, aunque dentro de lo previsible. La gran incógnita ahora es saber qué harán los Reyes una vez que comiencen sus vacaciones privadas, que cada año se toman en la segunda quincena de agosto.

Robert Smith.

Se cree que sus días de relax en la intimidad podrían comenzar el próximo 10 de agosto. En Casa Real no se confirma nada al respecto, ya que este periodo pertenece a la agenda privada de los monarcas y, por tanto, no les corresponde informar sobre ello. ¿A qué lugar se trasladarán en estos esperados días para el matrimonio?

Para los Reyes, sus vacaciones privadas son el momento más ‘sagrado’ del año. Por unos días pueden escapar del mundanal ruido. Y lo más importante: pueden liberarse de la pesada carga que tienen a sus espaldas, ajenos por completo a la atenta mirada de los medios de comunicación. Esto explica que este segundo tramo de sus vacaciones sea el misterio mejor guardado desde la Casa de Sus Majestad el Rey. Para garantizar el descanso de los soberanos, nada como preservar mantener el máximo secretismo en torno a sus escapadas «secretas».

A Sus Majestades les gusta cambiar de destino cada año

¿Cuáles son los destinos favoritos de Felipe y Letizia? ¿Qué les gusta hacer en su tiempo libre, cuando se convierten por unos días en personas anónimas? Aunque nunca facilitan datos sobre ello, se sabe que les encanta recorrer mundo. Amantes de los viajes, la cultura y la historia, también les gusta cambiar de destino cada año. 

Por lo general, cada verano suelen elegir un país del extranjero para recargar las pilas. En los últimos años han visitado lugares no demasiado alejados de nuestro país. Casi siempre recorren la zona del Mediterráneo. Las islas griegas, las costas de Croacia, el sur de Italia o el Algarve portugués figuran entre sus destinos más recientes. De todos estos viajes nunca se ha informado de antemano: siempre se ha sabido de ellos tras las filtraciones de turistas que se topan con ellos por pura casualidad.

Robert Smith.

Este año, el evidente bronceado de la Reina Letizia ha hecho pensar que, quizás, ella y su marido hayan disfrutado ya de un viaje íntimo -y relámpago- antes de su estancia en Mallorca. Son solo suposiciones, ya que desde la institución nunca se informa de lo que hacen fuera del trabajo.

Hay que recordar que el año pasado, tras el arranque de la crisis sanitaria, Felipe VI y su mujer regresaron a Madrid tras sus vacaciones en Marivent. Una decisión sin precedentes que se producía después de un año cargado de trabajo y de compromisos dentro y fuera de nuestras fronteras. Preferían dejar de lado sus vacaciones de agosto en el extranjero para descansar junto a sus hijas en el Palacio de la Zarzuela.

Así han sido sus vacaciones privadas en países del Mediterráneo

Este año todo parece indicar que retomarán las buenas costumbres. Incluso puede que, al igual que en años anteriores, se animen a compartir sus días de descanso con sus seres queridos. Una práctica que suelen poner en marcha siempre que pueden.

En 2010 la entonces Princesa de Asturias fue fotografiada junto a sus hijas en el Algarve portugués mientras disfrutaban de su estancia en el castillo Sao Joao do Arade, propiedad del empresario Vasco Pereira, gran amigo de la Familia Real. Dos años más tarde repetirían destino y se uniría Paloma Rocasolano, la madre de Letizia. En 2016 Paloma también viajó a Estambul con su hija, su yerno y sus nietas.

En el año 2018, Sus Majestades también compartieron sus días de ocio en familia. Viajaron a la isla griega de Mykonos con sus sobrinas Amanda y Carla, hijas de Telma y Érika, hermanas de la reina. En 2016 se supo que disfrutaron de unos días de desconexión en las costas de Croacia en un crucero por el Mar Egeo junto a un armador amigo de la pareja.