Ya está confirmado. El solemne funeral por la Infanta Pilar se celebrará el próximo miércoles 29 de enero en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Será a las 12 del mediodía y allí se reunirán los cuatro Reyes: Don Felipe y Doña Letizia y Don Juan Carlos y Doña Sofía. Es de esperar, aunque no están anunciadas, que también asistirán la Infanta Elena y la Infanta Cristina, sobrinas de la fallecida, para quienes era una persona muy querida.

La agenda oficial de Casa Real lo ha confirmado esta mañana, después de que lo emplazaran a fechas próximas tras la muerte de la duquesa de Badajoz. La hermana mayor del Rey Juan Carlos dijo adiós el pasado 8 de enero a consecuencia de un cáncer de colon contra el que llevaba un año luchando.

Por expreso deseo suyo y de la familia fue velada y despedida con una ceremonia en la intimidad. Sus restos fueron incinerados y posteriormente depositados en el panteón familiar del cementerio madrileño de San Isidro, junto a su marido, Luis Gómez-Acebo, quien murió en 1991.

Doña Pilar renunció a ser enterrada en el Panteón de Infantes de El Escorial, como le hubiera correspondido según su rango real como Infanta, prefiriendo reposar junto al gran amor de su vida. Pero sí que se honrará su memoria en un lugar simbólico para la monarquía española.

Por otra parte, la familia celebrará otra misa funeral para honrarla el próximo viernes 31 de enero, que se oficiará en la catedral de La Almudena de Madrid, a las 7 de la tarde.

Los Reyes Felipe y Letizia ya acudieron al domicilio de la Infanta Pilar en la urbanización madrileña de Puerta de Hierro, donde se veló a la fallecida rodeada por sus cinco hijos, nietos, familiares y amigos. Por supuesto, también allí se despidieron su hermano Juan Carlos y su cuñada, con quienes compartió tantas vivencias.