La Reina Letizia ha hechode la tarde del día de Reyes una jornada familiar que rompe con todos los moldes ya que lo hace lejos de palacio


El seis de enero es en España uno de los días más esperados por los niños del país. La última mañana de Navidad, en la que la mayoría de jóvenes y pequeños se despiertan con la ilusión de tener algún regalo que abrir, también es especial para la Reina Letizia, pero no por el mismo motivo. Si bien es cierto que ella ya tiene a los Reyes en casa, no son los Magos. Cada mañana de Reyes Letizia y Felipe deben cumplir con su obligación como monarcas y presidir la Pascua Militar. Pero a cambio, la consorte ha instaurado una tradición que cada 6 de enero la aleja de palacio, lo que es toda una ironía teniendo en cuenta la fecha y el título que ostenta.

Un plan privado que ya es toda una tradición familiar

Letizia

 

Carla Vigo cena en Zarzuela por Nochebuena invitada por su tía Letizia

Tal y como se ha podido comprobar en los últimos años, la tarde del 6 de enero Don Felipe, Doña Letizia, la Infanta Sofía y la Princesa Leonor tienen un plan privado y no es otro que comer el tradicional roscón de los Reyes Magos junto a la familia de la experiodista. Hace ya tres eneros que, en un coche conducido por Felipe VI, la familia al completo llega a casa de Jesús Ortiz, donde disfrutan de una tarde con el clan Ortiz en el que se cree que también participan Telma con su hija y también Carla Vigo, hija de la fallecida Erika Ortiz.

Aunque el plan ya es conocido por todos, los Reyes siguen tratando de mantener su privacidad y no es fácil fotografiarles a los cuatro juntos ya que las jóvenes Borbón Ortiz suelen separarse cuando ven a los fotógrafos que tratan de captar el momento.

Teniendo en cuenta que Telma está viviendo una nueva etapa personal y que ahora hace vida familiar con su pareja y los hijos de este, ¿será el roscón el día de todas las presentaciones?