Jesús Ortiz, padre de la Reina Letizia, se ha retirado de su profesión de periodista y ha decidido jubilarse a los 72 años.


Muchos rostros conocidos utilizan sus redes sociales para comunicar a sus seguidores decisiones importantes en su vida. Uno de los últimos en hacerlo ha sido el padre de la Reina Letizia, Jesús Ortiz, quien a través de su cuenta de Twitter ha explicado que se jubila tras más de 5 décadas informando. De profesión periodista, a sus 72 años tiene claro que ahora toca dedicarse más tiempo a sí mismo y a su familia, dejando así de lado un trabajo que le ha hecho muy feliz, pero del que ya tocaba retirarse, según él mismo. «Bueno: pues ya oficialmente jubilado. Me preguntan que por qué paso a la reserva si estoy bien. Y contesto que porque hay que dejar sitio a los demás. Y vale, sí: porque necesito un poco más de tiempo para mi familia y mis cosas«, ha escrito en un tuit que ha revolucionado la Red. Aunque esta determinación no borra ni mucho menos de un plumazo su experiencia y es que su trayectoria le acompañará siempre pase lo que pase.

padre Letizia Jesús Ortiz
Gtres

«Siguen en el ‘coco’ los más de 50 años de experiencias en todo tipo de medios, en comunicación corporativa y en comunicación interpersonal. Para algo servirá a alguien, digo yo», continúa el padre de la Reina. A pesar de que ha trabajado en diferentes vertientes del periodismo, siempre amará todas y cada una de ellas, de hecho, en su perfil de Linkedin todavía figura «periodista y comunicador independiente». «Desde 1969 en el oficio de comunicar: radio, impresa, televisión, digital, corporativa. Me he jubilado de mi relación laboral, pero no de mi profesión», dice Jesús Ortiz. Siete años después de la edad en la que podía haberlo hecho, el padre de doña Letizia ha querido centrarse en los suyos y jubilarse.

Jesús Ortiz
Gtres

Este giro de 180 grados en su vida y el hecho de querer descansar después de mucho trabajo, ha llevado a que muchos de sus seguidores, entre los que por supuesto hay periodistas, le envíen todo su cariño y alaben su valía profesional. Desde «Recibe un abrazo enorme, querido profe, y disfruta de la otra vida, la importante» a «Qué inmensa fortuna haberte conocido. Cuánto aprendizaje. A disfrutar, don Jesús», aunque estos comentarios tan solo son un ejemplo del continúo goteo que ha recibido en las últimas horas.

Ya por libre y coincidiendo con su anuncio de jubilación, Jesús Ortiz ha incluido en su experiencia nuevos datos. Exactamente los ha escrito en el mes de febrero, fecha que, sin ningún género de dudas, marcará un antes y un después en su extenso camino como periodista. «Con el inicio de siglo me empeñé en conocer y entender todo lo que no sabía de comunicación entre personas, de cómo influye el lenguaje verbal, el no verbal y el paralenguaje. Y, sobre todo, como hacer una «foto fija» a todo aquel que se preocupe por ser entendido y escuchado para ayudarle a mejorar sus capacidades. Eso sí: sin elixires mágicos: solo con trabajo», ha escrito, palabras que definen cómo se ha tomado sus quehaceres laborales y en qué profundizaba como periodista.