Hablamos con Jaime Peñafiel y Pilar Urbano sobre el momento que le espera a la Infanta Sofía tras la marcha de su hermana, la Princesa Leonor.


La marcha de la Princesa Leonor esta semana dejó imágenes muy emotivas. Entre otras, el abrazo de despedida en el que se fundió con su hermana, un gesto con el que se demostró todo lo que se iban a echar de menos. Ambas deben empezar caminos sin la compañía diaria de la otra: Leonor en Gales junto a gente desconocida y la Infanta Sofía en Zarzuela junto a sus padres. Aunque la futura heredera regresará a España para estar presente en actos de gran relevancia como el del 12 de Octubre, Día de la Hispanidad, hay quien se pregunta cuál será el papel de Sofía a partir de ahora. ¿Qué cambios tiene por delante?, ¿Es su gran momento?, ¿Se la podrá conocer más a fondo? Para responder a todas estas preguntas desde SEMANA hemos contactado con Jaime Peñafiel, que como experto en Casa Real nos ha despejado todas estas cuestiones.

© Casa de S.M. el Rey

«La Infanta Sofía se queda sola con la marcha de su hermana…se ha liberado de su presión (…) Sofía es la segunda del matrimonio y me imagino que ahora sustituirá a Leonor, aunque no en los actos institucionales porque para eso está ella. Ella no tiene ningún papel institucional», dice el periodista a este medio. Eso sí, él considera que, de algún modo, seguirá estando en la sombra y que estar más presente que antes no significará que podamos conocer nuevas facetas de la joven. No comenzará a ser protagonista y su rol será parecido que el mantenido hasta ahora. Una opinión que se asemeja a la que nos ofrece Pilar Urbano, una de las periodistas que más sabe sobre Casa Real. «La Infanta no desaparece, habrá actos a los que acuda, pero se cuidará que ella ahora no eclipse la ausencia de su hermana (…) Habrá actos de la Corona donde ella también asista pero como Infanta de España. No la esconderán», explica.

Sobre el rol que desempeñará la Infanta Pilar Urbano profundiza. «Ella seguirá su curso y seguirá con sus amistades y con su vida bastante libre. Se ve que es una adolescente que tiene personalidad, tiene unos rasgos de identidad más parecidos a su tía Irene de Grecia cuando era jovencita (…) Se nota que no le tiene la menor envidia a su hermana y tampoco a la presión que le va a tocar», comenta la escritora. Pilar tiene muy claro que el contacto entre ellas seguirá siendo constante y, de hecho, no le cabe duda  de que pasaran muchos fines de semana en familia. «En Gales, en Londres…Se ceñirán a los planes que hagan los Reyes. Por otro lado, la Infanta Sofía aprovechará puentes para ir a verla porque se llevan muy bien», baraja, entre otras posibilidades, Urbano.

Foto: Gtres

Ambas están tremendamente unidas, sobre todo si se tiene en cuenta que a las dos les ha tocado vivir una vida atípica y en absoluto comparable a la de cualquier mortal. «Están muy unidas. La historia se ha repetido igual que cuando Felipe se marchó a Canadá, un momento en el que sus padres le abrazaron ante el momento que iba a vivir fuera. Leonor en Gales será una más, tendrá que compartir habitación, se duchará en duchas comunes…Le abrirá mucho la mente y le vendrá muy bien», dice Peñafiel. Con estas palabras deja claro que considera que tanto este cambio de residencia como de centro educativo ha resultado ser un acierto. Será un giro de 180 grados, pero durante unos años podrá ser solamente ‘Leonor’ como en su día fue su padre, al que se le conocía en su colegio canadiense como ‘Flip’.

Ahora es inevitable compararlas y centrar nuestra atención en la Infanta, quien será más habitual ver en determinados actos. Hay para quien es una desconocida en lo que se refiere a su forma de ser, pues suele ser muy comedida. Pero, ¿en qué se diferencian Leonor y Sofía? «De su hermana Leonor, la Infanta Sofía se diferencia en que es más sonriente, más extrovertida y más natural que ella, al final es normal porque no tiene la misma presión que ella de ser futura reina. En una niña de esa edad es algo duro», asegura Peñafiel.

Fue el lunes el primer día en el que pudimos ver a la Princesa despidiéndose de los Reyes y su hermana en el aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez. Entonces, se repitieron los gestos de cariño, siendo solo unas horas más tarde cuando desde Casa Real compartieron la primera imagen de la heredera el trono en Gales. Analizando precisamente la llegada de la Princesa Leonor al castillo, Jaime Peñafiel se detiene en un detalle. «Me llama la atención que nada más llegar a Gales Leonor se ha transformado físicamente y que ha sonreído muchísimo». La hija mayor de los Reyes estaba feliz y cómoda en el primer día de esta nueva e ilusionante etapa para ella.