irene urdangarin
Gtres

Irene Urdangarin ejerce de princesa en Grecia

A pesar de querer estar en un discreto segundo plano, la joven acaparó todas las miradas con su presencia en el funeral de Constantino de Grecia.

El pasado 16 de enero, Irene Urdangarin reaparecía en público y lo hacía para estar junto a su familia para asistir al funeral de Constantino de Grecia en Atenas. La hija pequeña de Ikañi Urdangarin y la Infanta Cristina no se deja ver de forma habitual y llamó la atención de todos debido al gran cambio que ha dado desde la última vez que pudimos verla en público. A pesar de querer estar en un discreto segundo plano, lo cierto es que la joven acaparó todas las miradas y revolucionó a toda Europa con su presencia. 

Irene Urdangarin

Gtres

A pocos meses de cumplir la mayoría de edad, Irene Urdangarin reaparecía en público el pasado lunes. Se trataba de la primera vez que la veíamos a la joven tras la separación de sus padres y lo hacía en un día muy señalado para ella, no solo por tratarse del funeral de Constantino de Grecia, también era el cumpleaños de su padre. Todos los ojos se posaban sobre ella y se convertía en la protagonista inesperada del momento. La prensa extrajera alababa el porte y la serenidad de la joven, quien prácticamente ejercía de princesa en Grecia ante la gran ausencia de su prima, la Princesa Leonor. 

La hija pequeña de Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina siempre ha permanecido en un estricto segundo plano, ajena a cualquier tipo de polémica familiar y ha estado muy protegida por sus padres. En esta aparición, estuvo consolando a su madre y apoyando a su abuela, Doña Sofía, quien acababa de perder a su hermano. Eso sí, lo hacía mostrando un perfil bajo y se mostraba tímida mirando constantemente al suelo. No obstante, en este gran salto a la vida pública de Irene Urdangarin son muchos los que se preguntan si seguirá los pasos de su prima, Victoria Federica, y se convertirá en la próxima 'influencer' de la realeza.

Gtres.

Lo que la conocen en profundidad aseguran que es una auténtica 'fashion víctima' y prueba de ello es el refinado estilo con el que se presentó en el funeral de Constantino de Grecia. Acertar con el look para una joven de 17 años en un solemne funeral no es lo más fácil, pero Irene lo consiguió con la combinación de un abrigo por encima de la rodilla y un sencillo vestido con escote de pico.

Una vida tranquila en Ginebra

Irene Urdangarin lleva una vida tranquila en Ginebra, en donde hace un sinfín de planes con sus amigos. Entre ellos, destacan los brunchs con sus amigas, así como las tardes de compras. De la misma forma, al igual que el resto de su familia, la joven es una deportista empedernida. Aprendió a montar en bicicleta cuando era muy pequeña y desde entonces no ha parado. La pequeña de la Familia Real disfruta practicando esquí, vela, natación y running. Eso sí, no ha querido seguir los pasos de su padre y su hermano y ha dejado atrás el balonmano para centrarse en el tenis.

X