Los monarcas han presidido el acto en el Día del Cooperante. En él han surgido algunos problemas técnicos de conexión ante los cuales han hecho gala de su enorme cercanía.


Este martes, Sus Majestades los Reyes Felipe VI y Doña Letizia han presidido el acto del Día del Cooperante del Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación. Un homenaje  que se celebra cada año para rendir homenaje a los profesionales que trabajan por el desarrollo sostenible y la lucha contra la pobreza en todo el mundo.

Doña Letizia, muy guapa con un vestido ‘tweed’ de Zara

En el acto, los monarcas han compartido mesa con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, así como con otras destacadas personalidades del ámbito de la cooperación internacional. La Reina, ataviada con un vestido ‘tweed’ de Zara que ya ha lucido en anteriores ocasiones, aún lucía la piel bronceada tras las vacaciones estivales. El rey, por su parte, acudía con traje y chaqueta en color azul.

Nada más comenzar el encuentro surgían numerosos fallos de conexión. A algunos de los distintos cooperantes que hablaban por videoconferencia desde países como Líbano, El Salvador, Panamá, Mozambique y Filipinas distintos rincones del mundo les costaba hacerse escuchar debido a dificultades técnicas. Las cosas del directo, que a veces juega malas pasadas. Ante esta situación, que se produjo en varias ocasiones, Sus Majestades reaccionaron de manera muy cercana, sin dar mayor importancia a las incidencias de los chats ‘online’. No solo quitaron hierro a los pequeños fallos tecnológicos: además intentaron ayudar en todo lo posible aportando algunas ideas y esperando pacientemente.

A lo largo de los 99 días que duró el confinamiento, Don Felipe y Doña Letizia e reunieron a diario con multitud de personas a través de las plataformas digitales, así que están más que acostumbrados a este tipo de percances. Por eso llegaron incluso a ofrecer algunas pautas para intentar reanudar las conexiones cuando éstas se caían… Un gesto de cercanía que tanto los cooperantes como los asistentes agradecieron enormemente y que puso en evidencia la empatía de los Reyes.

La Reina destaca el trabajo «modélico» de los cooperantes españoles

Doña Letizia escuchaba con atención los testimonios de los cooperantes que aportaban su visión sobre la realidad que están viviendo en su labor humanitaria. En su turno de palabra, recalcaba que con su presencia en el acto deseaban recordar «el reconocimiento a esa labor que habéis realizado siempre con los recursos limitados. Doy fe por la oportunidad que he tenido y el privilegio de haber estado en viajes de cooperación que trabajáis con recursos limitados. Mi enhorabuena y mi reconocimiento en este día», subrayaba. «Lo que está sucediendo en el mundo con esta pandemia», añadía, debe servir a «que sigan las sociedades conscientes de seguir con esa cultura de ayudar». Asimismo, destacaba lo «modélicos» que son los cooperantes españoles. Algo que ella ha visto con sus propios ojos: «Lo he podido comprobar con otras cooperaciones».

Según un estudio de la AECID, 2.625 españoles se encuentran fuera de nuestras fronteras dedicándose profesionalmente a la cooperación internacional para el desarrollo y a la acción humanitaria. Un 56 por ciento de ellos son mujeres y el 85 por ciento es mayor de 35 años. Tras el estallido de la crisis sanitaria del coronavirus, el mundo se enfrenta a una crisis internacional y la labor de los cooperantes se vuelve fundamental en aquellos lugares donde escasean los recursos.

Los cooperantes españoles están desplegados en un total de 95 países. El mayor número de personas que trabajan como cooperantes (un 45%) se encuentra desplazado en África Subsahariana. Un 24% está asentado en América del Sur, 13% en América Central y el Caribe, 6% en Asia y Pacífico, 6% en Magreb y 1% en Europa. Por países, destaca Bolivia, con un total de 333 cooperantes españoles.

Felipe VI: «La salud es un bien público global»

Su Majestad el rey también tomaba buena nota de la charla con los cooperantes de nuestro país. «Es un placer compartir este tiempo con vosotros y con todos los que estamos aquí presentes», señalaba. A los profesionales que participaron en la charla les formulaba preguntas sobre la labor que realizan. Especial interés mostraba ante la situación en Beirut «tras los acontecimientos que hemos visto en los últimos tiempos»: «¿Cómo está siendo la operativa logística para la línea de vida del puerto y del país?», preguntaba a una de las profesionales conectada desde Líbano.

Al concluir el acto agradecía la participación de todos y manifestaba su satisfacción con estas palabras: «Ha sido enormemente agradable tener esta conversación en esta fecha tan importante». Valoraba que «ante la pandemia podamos participar» en un acto de estas características, ya que considera «necesaria labor que hacéis todos los cooperantes».

Por último, expresaba su preocupación por el avance de la pandemia, ya que «la salud es un bien público global». En ese sentido, considera imprescindible «garantizar que la ayuda se recibe donde es más necesaria» y trabajar «por un mundo más justo y más equitativo».