El pasado 8 de enero la infanta Pilar falleció a los 83 años, una triste pérdida que dejó desolado a su círculo más íntimo. Sin embargo, se desconocía la fecha de su último adiós. Hasta hoy. El funeral de la hermana del rey Juan Carlos tendrá lugar el próximo 31 de enero y se celebrará en la Catedral de la Almudena de Madrid a las 7 de la tarde. Un encuentro popular que se oficiará días después de su capilla ardiente, a la que tan solo acudieron sus seres más queridos. De hecho, su residencia -situada en Puerta de Hierro- se convirtió en el punto de encuentro de su entorno y allí se pudo ver tanto a sus hijos como a la Familia Real.

[Primeras palabras de Iñaki Urdangarin sobre la muerte de la infanta Pilar]

Esta información precisamente ha sido facilitada por su familia, quien a través de una esquela en la que se refieren a ella como ‘Pilar de Borbón y Borbón, infanta de España, duquesa de Badajoz, vizcondesa viuda de la Torre’, advierten del funeral y además «ruegan una oración por su alma».

La infanta Pilar ya descansa junto a su marido, Luis Gómez-Acebo, en el panteón familiar situado en el cementerio madrileño de San Isidro. Voluntad y deseo que ella dejó después de que su esposo falleciera hace 29 años.

[Adiós a la hermana del Rey Juan Carlos, la infanta Pilar, la Borbón que pudo ser reina de Bélgica]

Fue hace tan solo unos días cuando saltaron las alarmas debido al ingreso hospitalario de su hija, Simoneta Gómez Acebo. Tras sufrir una neumonía permaneció hospitalizada, aunque afortunadamente ya ha recibido el alta y se encuentra en su casa, donde evoluciona favorablemente.