Casa Real ha tomado la drástica decisión de aparcar su agenda oficial. De hecho, Casa Real ha anunciado que se cancelan todas las actividades que tenían previstas hasta el próximo 15 de marzo, aunque se mantiene el viaje a París que se inicia este miércoles


La pregunta estaba ahí: ¿Debe el Rey Felipe y la Reina Letizia viajar a París? Este miércoles, el Monarca y la consorte real tenían previsto iniciar un viaje que les llevaba al corazón de la capital francesa. La importancia de su periplo residía en acudir a un acto en homenaje con motivo de la jornada europea de víctimas del terrorismo, prevista para las 16:15 horas de este miércoles. No obstante, las circunstancias han cambiado mucho en los últimos días y también en las últimas horas. La crisis del coronavirus ha paralizado al mundo entero, por lo que no es de extrañar que Casa Real haya decidido paralizar también las actividades recogidas en la agenda oficial de los Reyes, como es el caso con el concierto programado para este martes a las 19:30 horas, cancelado por la Fundación de Víctimas del Terrorismo; al igual que han hecho en la Fundación Princesa de Girona con su acto del jueves en Logroño.

Las medidas que poco a poco están tomando desde el Gobierno y el Ministerio de Sanidad para frenar el avance del coronavirus en territorio español ha terminado por afectar también a la Casa Real. Por un momento, desde Casa Real se ha informado que los Reyes cancelan algunos actos recogidos en la agenda oficial, aunque ciertamente han sido los organizadores de estos actos los que han anunciado a Zarzuela de la conveniencia de posponer sus encuentros. La duda está en qué pasará con el viaje de los Reyes a París, aunque todo hace pensar que finalmente sí viajarán a la capital francesa.

Los estudiantes no pueden acudir a sus clases, los trabajadores deben trabajar desde casa y los ciudadanos no pueden viajar de manera innecesaria, incluso prohibiéndose pisar suelo italiano: ¿qué hacen los Reyes Felipe y Letizia viajando a París? Esta es una pregunta muy extendida a estas horas, pero desde Casa Real aún no han informado si se cancela o no el viaje, pero dado que sí han confirmado ya la cancelación de varios actos, lo esperado es que el periplo parisino de los reyes siga en pie. Dejan que sea el gobierno francés quien decida si seguir adelante con el acto en homenaje a las víctimas del terrorismo y hasta que estos no se pronuncien, Zarzuela aguarda.

¿El coronavirus pesa más que otras cuestiones?

Esto hace replantear la necesidad de los Reyes de España a tener un gesto de solidaridad con los familiares de las víctimas del terrorismo en Europa. La importancia intrínseca del acto es evidente, dado que tan solo recordando a aquellos que han perdido la vida en manos del terrorismo podemos mantener viva la lucha contra esta lacra de la sociedad. Sin embargo, ahora la lucha más inminente está centrada en acotar el territorio de contagio del coronavirus y de ahí la necesidad de limitar el contacto entre personas.

La primera medida de extrema urgencia adoptada en territorio español ha sido cancelar durante 15 días el sistema educativo en todos los niveles. Guarderías, colegios, institutos, universidades y demás centros educativos y de formación cierran sus puertas a partir de este lunes. También se recomienda que todos aquellos trabajadores que puedan desempeñar sus funciones a distancia se queden en casa y opten por el teletrabajo. Una mera recomendación que se convertirá en obligatoria si la expansión del coronavirus se agrava, como se estima que sucederá en los próximos días.

El coronavirus ataca también París

El viaje del Rey Felipe y doña Letizia es poco recomendable en ambos sentidos. Por un lado, siendo Madrid uno de los grandes focos de infección de coronavirus de Europa, no es aconsejable que una delegación de la casa real haga las maletas para iniciar un viaje hacia París, otra de las zonas afectadas por la pandemia que ha paralizado el mundo entero. Cabe la posibilidad de que algunos de los que acompañen a los Reyes en su periplo estén incubando el coronavirus y lo lleve a una nueva ciudad y contagie a otras personas o incluso a los mismos reyes. Por otro lado, también cabe la posibilidad de que contraigan la enfermedad en suelo parisino y lo traigan como souvenir a España, agravando la delicada situación en la que ahora nos encontramos.

En Francia el coronavirus también está causando estragos, aunque por ahora en menor medida que en Italia o España, por citar los casos más graves de Europa. El gobierno galo ya ha informado de más de 1.400 casos de contagio por Covid-19 -según datos del mediodía de este martes- y 25 fallecidos. De hecho, el ministro de Cultura, Frank Riester, y otros cinco diputados han dado positivo en las pruebas. Lo que evidencia que nadie está a salvo de ser contagiado y que la única medida para evitarlo es la contención, la higiene y el aislamiento.