Redes sociales.

Ensalada y sopa de cebolla: el menú del Rey Felipe durante su viaje a Sierra Nevada con amigos

El Rey Felipe no solo ha disfrutado de unos días de esquí con amigos, también ha querido sentarse a comer unos apetecibles platos.

El Rey Felipe ha disfrutado de una escapada de lo más divertida con amigos este pasado fin de semana. El monarca ha viajado hasta Granada para poner en práctica una de sus aficiones: el esquí. Para ello ha estado en Sierra Nevada, una de las estaciones de esquí más conocidas de nuestro país. Lo ha hecho con amigos, con los que no solo ha disfrutado de este deporte, también han tenido tiempo para comer bien.

Junto al monarca no estaba ni su mujer, la Reina Letizia, ni sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Ha sido un tiempo para estar con un grupo de amigos con los que comparte la pasión por el esquí. Con ellos se fue a comer a uno de los restaurantes que hay en la estación de la estación, La Alcazaba. Allí se dirigieron el pasado domingo después de esquiar durante toda la mañana. Pero, ¿qué comió el Rey durante esta comida de despedida antes de volver a Madrid?

El Rey Felipe recargó pilas con un buen menú tras esquiar

Redes sociales.

Después de una mañana de lo más intensa había que coger fuerzas y huir del frío. El Rey Felpe no dudó en pedirse una sopa de cebolla, que tomó con pan, queso tostado y gratinado, según revela el metre del restaurante a ¡Hola! Pero antes de tomarse esta sopa caliente, el monarca degustó una ensalada de timbal de aguacate, gambas, tomate y huevo y ensalada templada de espinacas, queso y bacon. Este plato fue compartido con sus amigos, que eran tres.

Antes de disfrutar de estos deliciosos platos, el Rey estuvo tomando un aperitivo con una cerveza. Ya después para comer, estuvo tomando agua. Sus amigos no pidieron para comer lo mismo que él. De hecho, se decantaron por risotto, pulpo y solomillo. De postre, ya de nuevo todos juntos, comieron leche frita para compartir.

El mejor menú para coger fuerzas tras una jornada de esquí

Gtres.

El lugar elegido para pasar un fin de semana con amigos ha sido la estación de Sierra Nevada, donde actualmente hay más de 46 kilómetros esquiables. Era el mejor lugar al que viajar para disfrutar de este deporte que tanto le apasiona. Pero no ha viajado hasta allí con su mujer, la Reina Letizia, que visitó este fin de semana el Real Canoe para presenciar el partido de waterpolo femenino SIMALGA Real Canoe contra el Leioa, ni sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Lo ha hecho con un grupo de amigos, con el que tiene una relación especial y con el que comparte planazos.

Su llegada a la estación de esquí fue el pasado sábado. Se ha estado alojando en el apartahotel Trevenque, que está ubicado en un lugar de lo más increíble y espectacular. De hecho, las habitaciones tienen vistas a la montaña y se encuentra muy cerca de la estación de esquí, lo que hace muy cómodo el traslado desde los alojamientos a la pista de esquí.

X