Ni rastro de la Reina Sofía. Después de 15 días en la isla balear, aún no ha hecho ninguna salida pública, ni sola ni con los Reyes y sus hijas.


La Reina Sofía lleva 15 días en Mallorca, pero hasta ahora no se la ha visto en público ni una sola vez. Algo que no se recuerda que haya sucedido en sus casi cinco décadas de veraneo en la isla balear. A estas alturas, la madre del Rey Felipe ya habría salido por el centro de Palma para hacer compras o a tomar algo con sus íntimos amigos, quizás habría acudido a algún concierto… Pero hasta ahora no ha dado señales. Todo el mundo se pregunta ¿dónde está la Reina? ¿Qué hace?.

Robert Smith

Doña Sofía aterrizó en Mallorca el pasado 22 de julio acompañada por su hermana, la princesa Irene de Grecia, como acostumbra. La Reina suele adelantarse al resto de la Familia Real llegando primero al palacio de Marivent para disfrutar de sus días más relajados. Aunque las autoridades baleares decretaron hace un par de años que los jardines de Marivent se abrieran a las visitas del público, también se estipuló que los mismos se cerraran del 15 de julio al 15 de septiembre. Un periodo en el que la realeza española puede recalar en el recinto y, por seguridad, necesitan una mayor intimidad.

Gtres.

Las estancias de la Reina Sofía en Mallorca suelen ser siempre muy discretas. No solo en verano acude a la isla, también durante el resto del año pasa algunas temporadas. Es su refugio favorito y un remanso de paz en el que respirar al aire libre con la vista del mar. Sin embargo, en el verano sí aprovecha para hacerse más presente. Sabe bien el valor que tiene la Familia Real en la isla como impagable elemento de promoción turística. Por eso el Gobierno decidió, allá por 1972, cederles el uso y disfrute de Marivent.

Todo ello hace que llame mucho la atención esta ‘desaparición’. El año pasado, aun en plena pandemia, Doña Sofía protagonizó varias salidas: realizó unas compras en unos conocidos grandes almacenes del centro de Palma y también se sentó en una terraza junto al matrimonio compuesto de su prima Tatiana Radziwill y el doctor Fruchaud y su hermana Irene. A principios de mes su marido, el Rey Juan Carlos, había anunciado su marcha a Abu Dabi, por lo que daba la sensación de que Doña Sofía necesitaba sentirse arropada. Después llegaron los Reyes y sus hijas y ella volvió a pasar al segundo plano. No hubo apariciones públicas con ellos.

Este verano se confiaba (y se confía) en que la Reina pudiera retomar algunas actividades de ocio con su nuera y sus nietas. Pero se están haciendo esperar. Basta poner como ejemplo las vacaciones de 2019: fueron juntas al cine, a la danza y además visitaron el mercadillo de Pollença. Incluso hubo una cena familiar en un restaurante de Portixol.

Los Reyes y sus hijas llegaron a la isla el pasado sábado 31 de julio. Ha habido que esperar hasta el miércoles 4 de agosto para que toda la familia reapareciera al completo en su visita a la sierra de Tramontana y el santuario de Lluc. Y seguimos sin rastro de la Reina Sofía.

La Reina emérita parece dejar todo el protagonismo a los Reyes estos días. De hecho, en 2020 esperó a que la Familia Real se marchase de Mallorca para volver a la palestra. Recordemos que realizó varias actividades de corte ecológico, como la liberación de una tortuga marina en aguas del Mediterráneo. Quizás esta vuelva a ser su estrategia estas vacaciones. Pero se la echa de menos.

Robert Smith.

A los Reyes y sus hijas aún les quedan por delante varios días de vacaciones en Mallorca (se marcharán pasado este fin de semana), por lo que no se descarta que ese reencuentro público se pueda producir. La última vez que les vimos a todos juntos fue el pasado octubre, durante los Premios Princesa de Asturias.

Robert Smith.