Debido a la crisis del coronavirus, el monarca no podrá reunirse con los suyos para festejar su 53 cumpleaños. Este año tocan planes íntimos y en ‘petit comité’.


Aunque discreto en lo relativo a su vida privada, es bien sabido que al rey Felipe VI le encanta celebrar la vida misma con su selecto círculo de amigos. Especialmente cuando se trata del cumpleaños de algún miembro de su pandilla o de alguna ocasión especial que sirva de excusa para ‘escapar’ de palacio y reunirse con sus colegas. El año pasado lo hizo, como es tradición, y festejó su 52 cumpleaños en un restaurante de la zona de El Viso, en Madrid, rodeado de los suyos, aprovechando que ese día no tenía compromisos de agenda.

Las restricciones que impedirán al rey hacer una fiesta

Sin embargo, este año hay un panorama muy distinto. La pandemia del coronavirus, las restricciones de movilidad y las limitaciones de aforo en espacios públicos impedirán al soberano soplar las velas de su tarta de 53 cumpleaños en compañía de sus amigos. En estos momentos, debido al avance del Covid-19, solo se pueden juntar en bares y restaurantes un máximo de cuatro personas, lo que complica mucho una celebración de aniversario. Por otro lado, si quisiera festejar sus 53 primaveras en Zarzuela solo podría hacerlo con las personas que convivan con él.

Robert Smith.

Tal y como están las cosas, al monarca le tocará conmemorar el día que vino al mundo con su mujer, la Reina Letizia, y con sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Mientras la crisis sanitaria siga azotando con fuerza a los ciudadanos, no le quedará más remedio que posponer la celebración y conformarse con una discreta reunión familiar junto a su esposa y sus pequeñas.

Un cumpleaños íntimo, sin reuniones ni encuentros en grupo

Este año, al Rey Felipe VI le toca, como a todos los españoles, respetar las medidas impuestas por las autoridades sanitarias, y evitar en la medida de lo posible los encuentros con muchas personas. Por ello ha decidido que lo mejor es no hacer planes especiales hasta que le sea posible reunirse con sus seres queridos.

Lo que sí podrá hacer, en cambio, es salir con Letizia y las niñas a celebrar su 53 cumpleaños en algún restaurante que disponga de un reservado que garantice su privacidad y la de su familia. Quizás se anime a salir con las mujeres de su vida: su esposa y su madre, la Reina Sofía, que podría sumarse a un posible cumpleaños familiar en la intimidad. Pero esta opción no parece ser la elegida este año. Zarzuela no se ha pronunciado sobre los planes del rey, ya que los encuentros familiares forman parte de su ámbito privado.

Todo parece indicar que estos 53 los festejará de manera muy íntima. Quien no podrá venir a felicitarlo personalmente será su padre, el Rey Juan Carlos. Este permanece en Abu Dabi desde decidiera marcharse a principios de agosto de 2020 tras verse salpicado en el escándalo al ser investigado por sus presuntas irregularidades en el cobro de comisiones vinculadas a la construcción del AVE en La Meca.