El abogado del Rey Juan Carlos ha emitido un comunicado en el que defiende a su cliente de las últimas acusaciones de la Fiscalía.


Después de tiempo en silencio el Rey Juan Carlos ha movido ficha. Ha sido su abogado, Javier Sánchez Junco, el que ha emitido un comunicado en el que acusa a la Fiscalía del Tribunal Supremo de emitir un informe a las autoridades suizas que «contiene graves afirmaciones e imputaciones de conductas que se realizan, a nuestro juicio, sin apoyatura alguna y son carentes de la más mínima justificación». Considera que se le está juzgando sin fundamento y cree que se han olvidado de la presunción de inocencia al acusar a su cliente.

«Tales afirmaciones conculcan de manera evidente el principio de presunción de inocencia que ampara a todo ciudadano y se traslada a la opinión pública valoraciones y consideraciones que perjudican gravemente a S.M. El Rey D. Juan Carlos, que está sometido a una investigación por parte de la Fiscalía desde hace más de un año», dice este escrito al que ha tenido acceso El Mundo. Ni él ni su defensa aprueban que el contenido de la Comisión Rogatoria se haya hecho público, pues ni siquiera había sido comunicado a las partes. «Dicha Solicitud de Asistencia Judicial no es pública. Así pues, salvo las autoridades destinatarias de la misma, únicamente debería estar en conocimiento de la Fiscalía, cuyas actuaciones son reservadas, sin que nos conste hayan sido comunicadas a parte alguna», añaden. 

Este viernes el Rey Juan Carlos volvía a copar titulares después de que la Fiscalía le acusara de tener indicios de hasta cuatro delitos por parte del Rey Emérito. En la Comisión Rogatoria anteriormente citada, al parecer, la Fiscalía pide colaboración a la justicia Suiza, y se añaden indicios y posibles delitos que se pueden estar cometiendo. Delitos que están vinculados supuestamente al cobro de comisiones internacionales de forma ilícita. Este proceso se estaría investigando y ya se habla de algunos de los presuntos delitos como blanqueo de capitales, contra la hacienda pública, cohecho y tráfico de influencias. Ahora se está intentando investigar, según El Mundo, cuál es la procedencia del dinero que el Rey Juan Carlos ha declarado a Hacienda y cuál ha sido su participación en las operaciones de tales fondos. 

Gtres

Hace algunas semanas se cumplió un año desde que el Rey Juan Carlos dejó nuestro país. Concretamente fue el 3 de agosto de 2020 cuando en un comunicado de la Casa Real se anunció bombazo: el Rey Juan Carlos anunciaba mediante una carta a su hijo, el Rey Felipe, su «meditada decisión de marcharme fuera de España». Entonces no dijo el lugar al que se dirigía, pero poco tiempo después se le ubicó en el mapa. El Rey estaba en los Emiratos Árabes después de convertirse en protagonista de varios escándalos. No fue fácil, pero transmitió este cambio como «una decisión con profundo sentimiento, pero con gran serenidad».