Thomas Markle se despacha a gusto en un documental contra su hija. Dice que se siente "avergonzado y decepcionado" por su comportamiento. Y mucho más...


El tsunami producido por la renuncia de Harry de Inglaterra y Meghan Markle a la vida oficial con la realeza británica sigue dando titulares… y réditos económicos. Uno de los que están beneficiándose es el padre de la duquesa, Thomas Markle. Desde hace tiempo no es ningún secreto que entre padre e hija no existe relación. De hecho, no se hablan desde mayo de 2018. Los roces ya le habían impedido ser el padrino de la boda de su hija en Windsor. Su relación se dinamitó del todo cuando él decidió hacer pública una carta en la que su hija lamentaba sus frecuentes declaraciones y actuaciones, motivo por el cual está demandado. Ahora continúa hablando… ¡y cómo!

Anoche la cadena Channel 5 emitió un documental con lo último de lo último. Digamos que el acuerdo final de separación de los duques de Sussex con la reina Isabel II le ha brindado nueva gasolina para seguir tirando de la máquina. Jubilado de 75 años y viviendo en un pueblo de México, cercano a la frontera con Estados Unidos, el extécnico y director de fotografía de cine y televisión protagoniza un documental de 90 minutos que se titula «Mi historia» y está dando mucho de qué hablar.

En él se sincera sobre la ruptura con su hija, describiéndola como «complicada», sobre lo que piensa del príncipe y de la decisión de la pareja de abandonar… Además abre su álbum familiar de fotos y vídeos con los momentos más curiosos y entrañables de la vida de Meghan, incluidas una representación teatral cuando tenía 15 años y su graduación. Por supuesto, ha cobrado por ello. Dice que Harry y Meghan «se lo deben». Esta y otras lindezas os las resumimos a continuación.