Los duques de Sussex planean lanzar un programa que se centrará en el empoderamiento femenino y la desigualdad racial.


El príncipe Harry y Meghan Markle continúan adaptándose a su nueva vida en Estados Unidos después de que el pasado 8 de enero comunicaran su deseo de dar un paso atrás como miembros seniors de la Familia Real Británica. Los duques de Sussex están trabajando en encontrar la manera de ser económicamente independientes y, además, están aportando su granito de arena para recaudar fondos y ayudar a aquellos que más han sido castigados por la pandemia.

Mientras que se habitúan a su nueva mansión situada en la costa de Santa Bárbara, el nieto de la reina Isabel II y su mujer tienen un nuevo proyecto profesional entre manos. Hace unos meses, varios medios británicos se hacían eco de varias informaciones que apuntaban a que el matrimonio podría seguir los pasos de los Obama y crear su propia productora. No se equivocaban. Meghan Markle y el príncipe Harry preparan su salto a la pequeña pantalla y lanzarán su propio programa de televisión.

Los duques de Sussex van a lanzar un programa de televisión que se centra en el empoderamiento femenino y la desigualdad racial, dos temas por los que lucha día a día Meghan Markle, tal y como avanza ‘The Mirror‘. Estos son los primeros detalles de este nuevo proyecto que la pareja ha presentado a los directores ejecutivos de una conocida cadena de televisión.

«Han sugerido que se haga una serie de programas que se centre en el empoderamiento de las mujeres y las niñas en el mundo actual. También hablará de los problemas raciales, tendrá una postura bastante política y hablarán de feminismo», explica un amigo cercano a la pareja que conoce de primera mano los detalles de este proyecto.

Por otro lado, Meghan y Harry también quieren que se haga hincapié en mostrar su visión de la importancia del empoderamiento de los jóvenes. Además, aunque el matrimonio, que actuarán como co-productores del mismo, aparecerá de forma casual, no serán los protagonistas del mismo puesto que quieren que se centre en «personas normales».

Quieren crear su propia productora

El objetivo de la pareja es seguir los pasos de los Obama y crear su propio productora para producir documentales sobre temas que a ellos le preocupan, como la salud mental y el cambio climático. Estos planes llegan tan solo unos meses después de que el hijo de Carlos de Inglaterra uniera fuerzas con Oprah Winfrey para lanzar una serie en Apple TV sobre la salud mental.

«Mostrará ejemplos del espíritu humano que lucha desde los lugares más oscuros. Si los espectadores se sienten identificados con el dolor y con la experiencia que contemos, la serie podría salvar vidas. Nos centraremos en la prevención y los resultados positivos«, explicaba el propio príncipe Harry acerca de los entresijos de la misma.

Con el nuevo proyecto de los Sussex, poco a poco Meghan Markle vuelve a reencontrarse con su antiguo trabajo. Aunque por el momento se desconoce si volverá a ponerse frente las cámaras, lo cierto es que en su llegada a Estados Unidos, varios medios afirmaron que la exactriz habría comenzado a buscar un agente para que le ayudara a volver a su mundo.

Meghan Markle renunció a su vida por la Familia Real

Siete meses después del anuncio que mantuvo en vilo no solo a Reino Unido, sino también al resto del mundo, su salida sigue dando qué hablar. Y más aún, cuando el libro «Finding Freedom» («Buscando la libertad»), en el que se cuenta toda la verdad sobre su decisión, ya ha salido a la luz. Omid Scobie y Carolyn Durand, los autores de la obra, han asegurado que su salida de la Casa Real estuvo motivada por las tensiones que había dentro de la institución y los celos de la pareja hacia los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

El libro también recoge el testimonio de un amigo íntimo de la que fuera protagonista de ‘Suits’. Este reconoce el sentimiento de resignación con el que se ha quedado Markle tras entregar «toda su vida» a la Familia Real para después renunciar a su vida como duquesa de Sussex. «Nunca se pudo imaginar que volvería a poner un pie en su vida real», afirma. Además, se recoge los temores y sensaciones del príncipe Harry, quien asegura que se sentía «desprotegido y despreciado dentro de los muros de palacio por ser demasiado sensible y directo«. Desde que se conociera su idilio, la familia habría hecho lo posible para romper la relación de los Sussex puesto que no les gustaba que la popularidad del matrimonio eclipsara al resto de miembros reales.