La monarca y su marido, que se encuentran dentro del grupo de riesgo, han sido vacunados durante la mañana de este sábado por el médico del Castillo de Windsor.


La reina Isabel II, de 94 años, y su marido, el duque de Edimburgo, de 99, han recibido este sábado la vacuna contra el coronavirus, tal y como ha confirmado el Palacio de Buckingham.

Gtres

Tal y como apunta ‘BBC’, la monarca y su marido, que se encuentran dentro del grupo de riesgo, han sido vacunados durante la mañana de este sábado por el médico del Castillo de Windsor, donde el matrimonio se encuentra confinado desde que comenzara a agravarse el estado de emergencia sanitaria en Reino Unido.

De la misma forma, según avanza Chris Shirp, el experto en la realeza británica de ‘ITV’, la Casa Real ha hecho pública esta información para prevenir cualquier tipo de rumor sobre el estado de salud de ambos. De la misma forma, no han dado información acerca de la vacuna que le ha sido suministrada dejando así en el aire si han recibido la de Oxford/AstraZeneca o la vacuna de Pfizer. Asimismo, tampoco han confirmado si a los royals le han suministrado la primera o la segunda dosis de la misma.

La soberana, y su consorte, se convierten así en los segundos miembros de la realeza en recibir la vacuna del COVID-19. Coincidiendo con el Año Nuevo, Margarita de Dimaraca se convertía en la primera royal del Viejo Continente en recibir la primera dosis de la vacuna del coronavirus, tal y como la propia Casa Real danesa confirmó mediante un comunicado.

Gtres

La monarca se encuentra confinada en el castillo de Windsor junto a su marido y aunque está encerrada en casa continúa ejerciendo sus labores reales y permanece en permanente contacto con el primer ministro británico, Boris Johnson, así como con las distintas autoridades sanitarias. Hace unos meses, la versión británica de ‘Vanity Fair’ hacía público que la reina Isabel II, a pesar de la situación, estaba inmensamente feliz por poder pasar más tiempo con su marido, puesto que habitualmente, y debido a su apretada agenda, no suelen coincidir con asiduidad. «Cenan todas las tardes juntos y ella pertenece a esa generación de personas que se arreglan para cenar», comentó en su momento una fuente cercana a Palacio.

Asimismo, la monarca aprovecha al máximo el tiempo y antes de cumplir con sus deberes como Jefa del Estado, sale a montar a caballo para distraerse. La reina de Inglaterra está ansiosa por volver a a la normalidad, a pesar de que es consciente de que ante la gravedad del asunto debe cumplir con todas las medidas de prevención para evitar que el virus se propague.

La reina Isabel II, muy preocupada por el coronavirus

Gtres

Isabel II cerró uno de los años más difíciles de su vida dirigiéndose a la nación en su tradicional discurso de Navidad. En él, la soberana tuvo unas emotivas palabras para todos aquellos que habían perdido a un ser querido debido a la pandemia y, además, quiso darle a sus súbditos un soplo de esperanza de cara al nuevo año. «En Reino Unido, así como en todo el mundo, las personas han hecho frente a los retos y dificultades de este año. Esto me llena de orgullo. Particularmente, me gustaría tener unas palabras de agradecimiento a los jóvenes por el papel tan fundamental que han jugado», aseguraba.

Por otro lado, la reina de Inglaterra también le dedicó unas palabras a todas aquellas personas que han perdido a un ser querido en este año tan terrible. «Para muchos, este año estará teñido de tristeza. Unos lamentarán la pérdida de alguna de las personas que más querían, mientras que otros echarán de menos a sus amigos y familiares al estar lejos de ellos como precaución cuando lo único que realmente queremos todos en estas fechas es un abrazo o que nos den la mano. Si eres uno de ellos, que sepas que no estás solo y que mis condolencias y oraciones están contigo», insistió la madre de Carlos de Inglaterra.