El desfile 'Trooping the Colour' no tendrá lugar de la manera tradicional, han confirmado fuentes oficiales.


Todo el mundo se ve sumido en una crisis sanitaria sin precedentes que azota con fuerza y ha cambiado, por completo, nuestras rutinas y forma de vivir. La Familia Real británica no escapa al temido virus. El príncipe Carlos, de 71 años, ha confirmado que ha dado positivo en covid-19 y permanece aislado en su residencia de Escocia junto a su mujer, la duquesa de Cornualles, Camilla Parker Bowles. A tres semanas de que la reina Isabel II celebre su 94 cumpleaños, el palacio de Buckingham ha emitido un comunicado confirmando que los festejos -previstos para el próximo mes de junio con el tradicional ‘Trooping the Colour’- se ven inevitablemente afectados.

«En línea con los consejos del Gobierno, se ha acordado que el desfile con motivo del cumpleaños de la Reina, también conocido como Trooping the Colour, no tendrá lugar de la manera tradicional», señalan en el mencionado comunicado. Añaden que se están considerando distintas opciones según las recomendaciones.

Esta ceremonia militar es el evento más destacado del cumpleaños de la soberana. Su origen se remonta al siglo XVIII y sirve para celebrar de forma oficial el aniversario durante un sábado del mes de junio. Esta celebración deja, año tras año, algunas de las estampas más icónicas de la familia real británica reunida en el balcón del palacio de Buckingham. Este año hubiese destacado la ausencia del príncipe Harry y Meghan Markle tras el sonado Megxit.

Debido a su avanzada edad, preocupa la salud de la monarca, que por el momento se encuentra bien, y se están extremando las precauciones. Hace unos días, Isabel II dejó su residencia habitual en Londres para establecerse junto a su marido, el duque de Edimburgo, en el castillo de Windsor, situado en en el condado de Berkshire, Reino Unido. El matrimonio permanece acompañado por un personal de confianza que se ha visto reducido para evitar riesgos innecesarios. Y es que un asistente del palacio de Buckingham dio positivo antes de que la soberana se confinase en Windsor.

Hasta principios de marzo, la reina de Inglaterra ha mantenido su agenda de compromisos, incluso, la vimos con guantes para evitar posibles riesgos a la hora de condecorar con las medallas de Oficial de la Orden del Imperio Británico.

El papel del príncipe Guillermo

Con su padre afectado por coronavirus, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión de la corona británica, está siendo la cara visible de la familia. El duque de Cambridge está agradeciendo el trabajo del personal sanitario del país, emitiendo mensajes públicos y acudiendo a los compromisos necesarios. En uno de sus últimos mensajes, el nieto de la reina de Inglaterra, mecenas de la organización benéfica ‘The Passage’ que ayuda a personas sin hogar, ha instado a los londinenses a ayudar a los ‘sin techo’ en plena pandemia: «Estamos en una lucha de vida o muerte para ayudar a las personas que viven en las calles en esta emergencia de salud pública».

Hace unos días, el matrimonio compartía un emotivo vídeo de sus tres hijos, George, Charlotte y Louise, agradeciendo la labor del personal sanitario con un efusivo aplauso: «A todos los médicos, enfermeras, cuidadores, doctores de cabecera, farmacéuticos, voluntarios y otro personal del Servicio Nacional de Salud (NHS) que trabajan incansablemente para ayudar a los afectados por COVID-19″.

Los hijos de Guillermo y Kate Middleton se suman a los aplausos a los sanitarios

La cuarentena del príncipe Carlos

Se desconoce cómo se pudo contagiar el príncipe Carlos: «No es posible determinar de quién el Príncipe contrajo el virus debido a la gran cantidad de compromisos que realizó en su función pública durante las últimas semanas», afirman en el comunicado oficial emitido. Según lo confirmado, el hijo de la Reina solo ha presentado síntomas leves y mantiene un buen estado. De momento, continúa guardando una estricta cuarentena acompañado de su mujer, que a pesar de que no ha dado positivo, no se descarta que esté incubando el virus. Ambos se han dejado ver en el Castillo de Balmoral aplaudiendo para agradecer el trabajo del personal sanitario.

Boris Johnson también confirmaba que ha dado positivo en covid-19: «He desarrollado síntomas leves y he dado positivo por coronavirus en las pruebas. He tomado la decisión de autoaislarme, pero seguiré dirigiendo la respuesta del Gobierno por teleconferencia desde casa para luchar contra este virus. Junto lo derrotaremos», afirmaba a través de sus redes.

El primer ministro británico y la reina de Inglaterra tuvieron su último encuentro hace más de dos semanas. «La reina vio por última vez al primer ministro el 11 de marzo y está siguiendo todos los consejos apropiados con respecto a su bienestar», han señalado fuentes de palacio.