Londres ha sido testigo del cortejo fúnebre de  Isabel II. Los restos mortales de la que ha sido reina de Inglaterra durante 70 años se han trasladado desde el palacio de Buckingham, adonde llegaron el pasado martes por la noche, hasta el palacio de Westminster. Allí reposarán hasta el próximo lunes 19 de septiembre, cuando se celebrará el funeral de la soberana. La Familia Real británica ha acompañado al ataúd de la monarca por el centro de la ciudad, donde hemos podido ver a los príncipes Guillermo y Harry juntos de nuevo. Ambos han acompañado a los cuatro hijos de la fallecida: la princesa Ana, el Rey Carlos III, Andrés y Eduardo en el que ha sido el paseo póstumo de Isabel II por la capital británica. Los dos hermanos han caminado juntos, a muy poca distancia el uno del otro, con el semblante serio. Sin embargo, la escasa distancia física que los separaba no ha podido ocultar el abismo que lo separa en lo relativo a sus respectivas funciones como miembros del clan Windsor. 

Britain’s Prince William, left, and Prince Harry follow the coffin of Queen Elizabeth II, draped in the Royal Standard with the Imperial State Crown placed on top, as it is carried on a horse-drawn gun carriage of the King’s Troop Royal Horse Artillery, during the ceremonial procession from Buckingham Palace to Westminster Hall, London, where it will lie in state ahead of her funeral on Monday. (Ian West/Pool Photo via AP) *** Local Caption *** .
GTRES

El Heredero al Trono de Inglaterra vestía traje militar, como marca el protocolo. Su hermano, en cambio, vestía de civil -al igual que su tío Andrés-. Su decisión de no ser una parte activa de la Casa Real lo ha privado también de sus funciones militares, lo que le ha impedido llevar esta vestimenta en los actos programados por el funeral de Isabel II.

Los dos hijos del actual rey de Inglaterra caminaron juntos detrás de su padre, el Rey Carlos III, en una muestra de unidad que para la prensa británica ha resultado fallida. Y es que por mucho afecto que se sigan profesando los hermanos, la realidad lo sitúa en puntos diametralmente opuestos. Este miércoles los ha unido el dolor por la muerte de su abuela. Las imágenes evocan a las que vivimos hace 25 años de ellos cuando se celebró el funeral de su madre, Diana de Gales, fallecida el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en País. Un momento en el que también pasearon ante el mundo entero conteniendo su aflicción. Aunque entonces apenas eran unos niños.

Queen Elizabeth II death
GTRES

Ahora, todo ha cambiado. Y mucho. El Príncipe William acaba de convertirse en el futuro rey de Inglaterra. Ha heredado de su padre el título de Príncipe de Gales, además de los ducados de Cornualles y Cambridge. Dos distinciones que compartirá con su esposa, Kate Middleton. Esta se ha convertido en la primera persona en ostentar el título de «princesa de Gales» desde la princesa Diana. El príncipe Harry, por su parte, podrá seguir utilizando el título de príncipe, pero está apartado de sus funciones más relevantes, por ejemplo, sus nombramientos militares honoríficos, como su tan apreciado papel de capitán general de los Royal Marines, de comandante aéreo honorario de la RAF Honington en Bury St. Edmunds, y de comodoro jefe, de Pequeñas Naves y Buceo, del Real Mando Naval. Todo ello explica el motivo por el que ha lucido un sencillo traje de chaqueta en el cortejo fúnebre de Isabel II. Su ropa es señal del -prácticamente nulo- papel que actualmente desempeña dentro de su familia. Y marca, como nunca antes, la enorme distancia que lo separa de su hermano mayor.

Tanto el príncipe Harry como su esposa, Meghan Markle, han asegurado que permanecerán en el Reino Unido hasta varios días después del funeral de Estado de la reina Isabel II. Se espera que más de dos mil personas acudan al multitudinario adiós en el que la mayoría de casas reales y altos mandatarios estarán presentes. Un hecho histórico que podrás seguir en directo en la página web de la revista SEMANA el próximo lunes 19 de septiembre.