«Cuando te conviertes en padre todo cambia porque comienzas a preguntarte el sentido que tiene traer al mundo a un a persona», ha reflexionado.


Harry y Meghan Markle están completamente adaptados a su nueva vida en Estados Unidos y alejados de la Familia Real Británica. Los duques de Sussex están centrados en sus nuevos proyectos sin olvidar sus inquietudes solidarias y sus luchas por hacer un mundo mejor. En medio de todo esto, el hijo de Carlos de Inglaterra ha transmitido su preocupación por el futuro que se le va a dejar a su hijo, el pequeño Archie Harrison.

Con motivo del lanzamiento de una nueva plataforma de streaming (al estilo de Netflix) centrada en el medio ambiente, WaterBear Network, el príncipe Harry se ha convertido en su anfitrión y ha lanzado un mensaje de concienciación hacia la población para que vele por el mundo que le van a dejar a las nuevas generaciones.

El nieto de la reina Isabel II ha hecho hincapié en que desde que se ha convertido en padre, su concepción de la realidad ha cambiado por completo y está concienciado en dejarle un buen futuro a su pequeño. «Cuando te conviertes en padre todo cambia porque comienzas a preguntarte el sentido que tiene traer al mundo a un a persona puesto que cuando ellos lleguen a nuestra edad, el planeta va a estar totalmente destruido«, asegura.

El príncipe Harry insiste en que no se le puede robar el futuro a las nuevas generaciones. «No es la misión por la que estamos aquí», insiste. Además, también hacía hincapié en que todo tiene un motivo, como el coronavirus. «Alguien me dijo una vez que ha sido la Madre Naturaleza quien ha mandado la pandemia para que nos quedáramos encerrados en casa por portarnos mal y así pensar en todo lo que hemos hecho. Nos aprovechamos mucho de ella y nunca le devolvemos lo que nos da. Cada gota de lluvia alivia a la tierra reseca. ¿Y si nos convertimos en una gota de agua y así salvamos el planeta?«, reflexiona.

No es la primera vez que Harry muestra su preocupación por el futuro de su hijo. Hace unos meses, con motivo del aniversario de African Park, la fundación de la que es presidente, escribió una carta en la que expresó los miedos que sentía al pensar en el futuro de su pequeño. En concreto, el hijo de Carlos de Inglaterra mostró su compromiso por la protección de los lugares salvajes, así como la vida silvestre, para las generaciones que están por venir. El nieto de Isabel II señaló entonces que la situación de emergencia sanitaria congeló el mundo que conocemos y está preocupado por el futuro que saldrá de esto y cómo afectará a las personas. Especialmente, hizo hincapié en la importancia de cuidar el planeta para que las personas que vienen detrás de él, como el pequeño Archie Harrison, puedan disfrutar. «Quizás tenemos por delante una década para poder corregir el rumbo del mundo antes de que se acabe nuestro destino. Algunas pruebas científicas sugieren que los orígenes del virus pueden estar relacionados con la explotación de nuestra naturaleza», admitió en su carta.

El príncipe Harry, feliz en su nueva vida lejos de Reino Unido

Harry y Meghan Markle han luchado contracorriente por encontrar su propia felicidad lejos de la Casa Real. Aunque al principio les costó adaptarse a su nueva vida, parece que la tranquilidad ha llegado a la vida del matrimonio. No todo ha sido del color de rosas, y menos aún cuando, tal y como ella misma desveló recientemente, el pasado mes de julio Meghan Markle sufrió un aborto mientras que tenía en brazos al pequeño Archie. Un triste episodio que ha supuesto un antes y un después en sus vidas.

Los Sussex están centrados en explotar sus proyectos solidarios y están trabajando para sacar a la luz sus proyectos con Netflix después de firmar un acuerdo millonario con la plataforma de streaming. A pesar de que Harry está lejos de su familia, lo cierto es que varios de sus allegados han confirmado a varios medios británicos que está deseando volver a ver a los suyos. Un deseo que se ha acrecentado debido a la situación de emergencia sanitaria.