Fue una de las imágenes más comentadas de hace unos días. El príncipe Guillermo de Inglaterra era sorprendido ‘disfrazado’ de vendedor de periódicos en plena calle. Ahora hemos conocido el porqué y ha sido por boca del propio protagonista: fue una acción muy querida para su corazón, impulsado por el recuerdo de su madre, Diana de Gales. Lo cuenta todo en la víspera de cumplir 40 años, este martes 21 de junio.

El duque de Cambridge firma un artículo en la revista The Big Issue, enfocada a las personas sin hogar, también conocidas como ‘homeless’. Hoy ha salido a la venta su nuevo ejemplar, en cuya portada aparece Guillermo posando vestido de vendedor junto a un compañero, Dave.

principe guillermo de inglaterra
The Big Issue.

El príncipe comienza así: «Yo tenía 11 años cuando visité por primera vez un centro de acogida para personas sin techo con mi madre, quien en su propio estilo inimitable estaba dispuesta a encender una luz sobre un problema pasado por alto y a menudo malentendido. The Big Issue se había lanzado justo dos años antes, ofreciendo a la gente la oportunidad de ganarse un sueldo vendiendo la revista al público».

principe guillermo de inglaterra
The Big Issue.

Guillermo asegura que en estos 30 años que han pasado ha visto nacer incontables proyectos al respecto, algunos de los cuales él mismo es patrocinador. «The Big Issue es quizás la más reconocible de todas estas organizaciones y ha tenido un impacto innegable. Su modelo de negocio ha hecho posible que se ganen la vida 105.000 vendedores», asegura con orgullo.

«A pesar de todo el progreso, la falta de vivienda todavía se ve como un fenómeno arraigado y hay señales preocupantes de que pronto podría empeorar, ya que la gente siente los efectos de los precios más altos y les resulta más difícil llegar a fin de mes. Me niego a creer que ser ‘homeless’ sea un hecho irrevocable de la vida. Es algo que se puede resolver, pero requiere de un foco, de comprensión y de una red de apoyo».

príncipe Guillermo 4
Redes sociales

El príncipe Guillermo quiso dar un paso más y sentir en su propia piel cómo se sienten estas personas: «Yo quería experimentar el otro lado y ver cómo es ser vendedor de The Big Issue. Fue verdaderamente revelador. Fui afortunado de unirme a Dave en un cálido y soleado día en junio. La gente reconocía una cara familiar y era feliz de darme la hora. Pero ese no es el caso para la mayoría de vendedores durante todo el año, a los que a veces ni les dedican una segunda mirada».

«Dave es un hombre trabajador y divertido, pero la gente a menudo simplemente le ignora. Solo puede tener éxito si le reconocemos, le vemos y le apoyamos. Con este pequeño gesto de amabilidad, marcas la diferencia. Ver detrás del chaleco rojo, el cartel de cartón o el vaso vacío».

kate middleton, reina isabel, principe guillermo, principe louis, principe george, principe louis
Gtres.

Guillermo de Inglaterra es muy consciente de su posición: «Me cuento entre los afortunados de tener un papel que me permita conocer a gente de todos los ámbitos de la vida y de entender su historia, cualquiera que sea. Es un privilegio que muchos de nosotros, con los días tan ocupados, no siempre nos podemos permitir. Y aunque puedo parecer uno de los menos apropiados embajadores de esta causa, siempre he creído en utilizar mi plataforma para ayudar a contar esas historias y llamar la atención y la acción a aquellos que están luchando. Planeo hacerlo ahora que cumplo 40 años incluso más que en el pasado«.

diana de gales

Este 21 de junio, el duque de Cambridge sopla las 40 velas de su cumpleaños, pero no se olvida de que tiene una misión pública. En ese sentido, su madre, Diana de Gales, siempre ha sido y será su mayor fuente de inspiración. Y afirma que él hará lo mismo con sus tres hijos: «Así que por mi parte, me comprometo a continuar haciendo lo que pueda para poner de relieve este problema no solo hoy, sino en los meses y años venideros. Y también espero traer a George, Charlotte y Louis a ver el trabajo inspirador que hacen las fantásticas organizaciones que apoyan a los que más lo necesitan, al igual que mi madre hizo por mí. Como ella sabía instintivamente, el primer paso para arreglar el problema es que todo el mundo lo vea por lo que realmente es».