Las instantáneas, que fueron tomadas a principios de este mismo mes de junio, llevan la firma de Kate Middleton.


Unas preciosas imágenes familiares con motivo del 38 cumpleaños del príncipe Guillermo. El palacio de Kensington ha compartido este entrañable posado del duque de Cambridge junto a sus tres hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte, y el príncipe Louise. Las instantáneas, que fueron tomadas a principios de este mismo mes de junio, llevan la firma de Kate Middleton-como en anteriores ocasiones se ha convertido en la mejor fotógrafa de la familia-.

Una vez más, los duques de Cambridge han abierto su álbum más personal para acercar a los ciudadanos el lado más desinhibido de la familia donde vemos al nieto de la reina Isabel II totalmente relajado en su faceta de padre. Risas en el césped mientras los pequeños hacen de las suyas y se convierten en una piña, uno sobre otro, y donde también se refleja la bonita relación que tienen los hermanos.

Un posado que también nos deja ver cómo están creciendo los pequeños, los tres vestidos de manera informal. Charlotte con un peto vaquero y zapatillas de lona y sus hermanos con polo y vaqueros cortos. Las fotografías fueron tomada en la residencia familiar de Ammer Hall situada en Sandringham, Norfolk, donde han vivido los últimos meses confinados por la crisis sanitaria del coronavirus. Han sido distribuidas por el aniversario del príncipe Guillermo que este domingo, 21 de junio, coincide con el Día del Padre en Reino Unido. Así que la familia tiene una doble razón para estar de celebración.

La segunda imagen del posado -donde vemos a los cuatro mirando a cámara en un columpio- está tomada en un lugar, sin duda, especial para la familia ya que fue un regalo que recibió el matrimonio por su sonada boda en 2011 que dio la vuelta al mundo. Esta vez, vemos al príncipe Guillermo sosteniendo al benjamín de la familia, Louis de Cambridge y a la princesa Charlotte rodeándole cariñosamente con su brazo. Mientras que el primogénito, George, muestra su sonrisa más pícara. 

Una de las últimas veces en las que habíamos visto a los pequeños fue cuando protagonizaron un emotivo vídeo aplaudiendo en agradecimiento al trabajo del sector sanitario durante la pandemia. 

Un tiempo difícil para los duques de Cambridge

Unas imágenes en las que la familia se muestra feliz después de un tiempo muy complicado. Los mismos duques de Cambridge, durante una entrevista con la ‘BBC’, aseguraron su preocupación por los tiempos tan duros que estaba viviendo no solo Reino también el mundo. El príncipe Guillermo se mostró preocupado por la salud de sus abuelos, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, aunque reconoció que le daba cierta tranquilidad el hecho de que se encontraran aislados en el Castillo de Windsor: «Me preocupan mucho mis abuelos debido a la edad que tienen». 

Asimismo, indicó que estuvo muy afectado cuando le comunicaron el positivo en Covid-19 de su padre, el príncipe Carlos. Vivió, entonces, unas semanas de inquietud esperando lo que finalmente se convirtieron en buenas noticias. «He de admitir que estuve muy preocupado porque él entra dentro del grupo de personas de riesgos debido a su edad». Sin embargo, los médicos le tranquilizaron: «Ellos me explicaron que lo peor ya había pasado, sus síntomas eran muy leves. Tuvo suerte»

Respecto a la educación de sus hijos durante la pandemia, Kate Middleton admitía que era muy importante que los pequeños se mantuvieron entretenidos. También hacía referencia a los temidos deberes. «Hemos tenido a los niños haciendo deberes durante todas las vacaciones. Me parece algo cruel», breomaba la Duquesa. Ante esto, Guillermo reconocía que le parecía algo divertido, mientras que su mujer admitía que eran «complicados».

Asimismo reconocían que las últimas semanas había realizado muchas videollamadas para sentir cerca a los suyos y que sus hijos habían sido protagonistas de las mismas, queriendo constantemente interactuar: «A Louis le fascina el botón rojo, siempre es el que termina las videollamadas», bromeaban.