Meghan Markle cumple hoy 4 de agosto 41 años. Una edad a la que llega retirada por decisión propia de la realeza junto a su marido, el príncipe Harry de Inglaterra. Cuando hace más de dos años se anunció el bautizado como Megxit (el proceso de la salida de los duques de Sussex de la Familia Real británica), su vida parecía dirigida a un camino de libertad y satisfacción personal fuera del ‘yugo’ de los Windsor. En parte ha sido así, pero no todas las promesas se han cumplido y muchos hablan de un gran fracaso. El ‘efecto Meghan’ se ha desinflado.

Meghan Markle, esposa del príncipe Harry de Inglaterra, continúa su vida de bajo perfil en California, como madre feliz y profesional venida a menos, principe harry de inglaterra
Gtres.

Mientras que en su vida privada la pareja disfruta de una luna de miel permanente, enamorados, unidos y felices padres de dos hijos (Archie, de tres años; y Lili Diana, de uno), su vida profesional ha ido por otros derroteros. Muchos proyectos anunciados, muchas iniciativas con la solidaridad como fondo a través de su fundación, Archewell, pero también algunos trabajos que se han quedado en agua de borrajas o directamente han caído al saco del olvido.

En los primeros meses tras su salida de la vida oficial no paraban de circular noticias sobre contratos millonarios y jugosas colaboraciones. Pasado el tiempo, solo algunas de ellas se han hecho realidad. Una de ellas fue su compromiso con la plataforma de streaming Netflix para sacar una serie de podcast en los que Meghan Markle iba a hablar de feminismo y otras cuestiones de fondo relacionadas con la mujer.

principe harry, meghan markle
Gtres.

Pues bien, desde 2020 solo se han emitido tres episodios, lo que no tiene muy contenta a la empresa. También para la misma ella iba a producir una serie documental titulada ‘Pearl’, en la que pondría el foco sobre la naturaleza y las mujeres notables, pero finalmente fue cancelada.

Lo que sí parece que siguen adelante son otros productos audiovisuales con Netflix, como un documental sobre los Juegos Invictus, fundados por el príncipe Harry para ayudar a los veteranos y heridos de guerra; y una biografía sobre el matrimonio.

meghan markle, lilibet diana
Redes sociales.

Por lo demás, Meghan Markle ha mantenido un sorprendente bajo perfil durante todo este tiempo. Fue madre por segunda vez (y apenas existen dos fotografías de la pequeña Lili) y se ha centrado en su familia desde su residencia en Montecito (Santa Barbara, California). Las demás veces que la hemos visto ha sido con ocasión de eventos auspiciados por su esposo, como los Juegos Invictus celebrados el pasado abril en La Haya. Meghan Markle quizás ha renunciado al protagonismo estelar para seguir evitando las críticas.

principe harry, meghan markle
Gtres.

Sus apariciones públicas se pueden contar casi con los dedos de una mano, teniendo como punto culminante su regreso a Reino Unido el pasado junio con motivo del Jubileo de Platino de la reina Isabel II, su ‘abuela’. Después de más de dos años sin pisar el país, no la recibieron precisamente con los brazos abiertos. Ni a ella ni a Harry, por supuesto.

Mientras subían las escaleras de la catedral de Saint Paul en Londres para asistir a una misa, se pudieron escuchar aplausos y abucheos. Fue la única aparición de la pareja durante los festejos, relegados a las sombras entre otros familiares de segundo grado.

principe harry, meghan markle
Gtres.

El desplante hacia la monarquía y su arrogancia han sido duramente castigados en la tierra de Harry. Todavía no olvidan las duras declaraciones que hizo la pareja en contra de los Windsor durante la famosa entrevista con Oprah Winfrey, en la que poco menos que calificaban de cárcel su pertenencia a la institución y señalaban a otros miembros por diversas cuestiones, incluido el racismo. Meghan confesó que había intentado quitarse la vida, y muchos se preguntan ¿por qué?

Poco o nada queda de la antigua adoración que el pueblo británico profesaba al que consideraban el nieto más ‘cool’ de la soberana y a la mujer que escogió por amor tras años de soltería. Meghan Markle es su «alma gemela», tal y como dijo en un reciente acto público en Nueva York y juntos irán hasta el fin del mundo. Hoy soplarán juntos las 41 velas de la tarta.