Kate Middleton acude a la entrega del Premio al Diseño Británico en nombre de la reina Isabel y conquista con un original vestido verde botella.


Kate Middleton suma y sigue. Hace unos días poníamos el foco en un acertado cambio de rumbo de estilo. Pues bien, en su última aparición lo confirmamos del todo. De verde botella, que es un color favorecedor como pocos, y luciendo un vestido con originales detalles, la duquesa de Cambridge tenía un aire diferente.

Gtres.

La esposa del príncipe Guillermo acudió a la entrega del Premio Reina Isabel II al Diseño Británico, que tuvo lugar en el Museo del Diseño en Kensington (Londres). Como vemos, otra cita en la que Kate vuelve a representar a la soberana. Esta era la segunda edición de este galardón, que recayó en el diseñador de la Guayana británica Saul Nash. Teniendo como trasfondo el diseño, Kate solo podía acaparar miradas con su bonito look.

Gtres.

Hablamos de un diseño por debajo de la rodilla, confeccionado en una tela con textura y muy fluida, que se adaptaba a su figura sutilmente. Con el cuello subido, mangas al codo rematadas con una lazada y marcando cintura con un cinturón de doble hebilla dorada. Era de Edeline Lee, una diseñadora británico-canadiense de ascendencia coreana y afincada en Londres. Su precio: 930 euros.

Gtres.

Kate decidió combinarlo con joyas en dorado, como unos grandes pendientes de Nadia Irena.

Como peinado eligió la melena suelta y lisa con raya al medio, con el pelo colocado por detrás de las orejas precisamente para dejar bien a la vista los pendientes.

Gtres.

En suma, otro look de sobresaliente para Kate Middleton, quien parece estar renovando su armario con nuevas propuestas algo más arriesgadas que su habitual clasicismo.

Esta salida se produce justo en unos días en los que se habla de la posible mudanza de los duques de Cambridge y sus tres hijos a otra residencia.

Gtres.

Al parecer, la familia estaría pensando en dejar su casa en el palacio de Kensington para vivir más cerca del Castillo de Windsor, donde la reina Isabel ha establecido su residencia oficial tras abandonar el palacio de Buckingham en Londres. Al parecer ya están buscando colegio para los príncipes, con lo que sus intenciones irían muy en serio.

El pasado 29 de abril, el príncipe Guillermo y Kate Middleton celebraron su 11º aniversario de boda y, con la perspectiva del relevo de la anciana soberana en mente, también parecen estar abriendo otra etapa de su vida.