La duquesa de Cambridge ha vuelto a brilla en el Royal Albert Hall con un vestido que lució en la cena de gala con su viaje a Pakistán


Noche inolvidable la que ha vivido  Kate Middleton en el Royal Albert Hall de Londres. Una vez más, la mujer de príncipe Guillermo ha dado una lección magistral de estilo luciendo uno de sus vestidos más icónicos: el que lució en la cena de gala que se celebró en su honor y en la de su marido durante su gira por Pakistán, en octubre de 2019. Se trata de un ceñido -y espectacular- vestido largo en verde esmeralda firmado por la diseñadora Jenny Packham, una de sus favoritas. Y la misma que confeccionó el modelazo de inspiración griega que llevó el pasado 28 de septiembre en el estreno de ‘No time to die’, la última entrega de la saga de James Bond.

En su nueva cita en el emblemático teatro de la capital británica, la ‘royal’ ha vuelto a aportar por las lentejuelas para sorprender al mundo entero. Nada como el brillo para parecer una verdadera actriz de Hollywood. Porque así se ha dejado ver en la gala benéfica Royal Variety Performance. Una cita por todo lo alto que ha contado con las actuaciones en directo de Ed Sheeran, Sir Rod Stewart y artistas del Circo del Sol.

GTRES

Este jueves, Kate Middleton ha repetido modelito, pero le ha dado un aire muy distinto a cómo lo lució en su viaje oficial al país asiático. Entonces utilizaba un pañuelo a juego con el vestido, y elegía como calzado unas sandalias metalizadas. Para la ocasión ha optado por taconazos con mucho más glamour: unos stilettos de ante en color verde que le daban un aire muy sofisticado a su ‘outfi’.

Del mismo color era su clutch, rígido y con el cierre en color dorado. En cuanto a las joyas, se ha puesto unos pendientes realizados en latón con baño de oro que llevó en su tercer día de viaje a Pakistán, cuando visitó con su marido las montañas de Hindu Kush. Unas piezas de estilo étnico adquiridas en una tienda de Londres.

Mención especial merece su peinado. Melena suelta y rizada… y toda hacia un lado de su rostro, marcando mucho volumen y dejando la mitad de su cara despejada. Sin duda, el peinado más sexy que se puede lucir en una alfombra roja. Un estilo que han llevado cientos de actrices de la meca del cine, desde la mítica Rita Hayworth a Nicole Kidman, Lady Gaga o Jessica Alba, por citar solo a algunas.

Del maquillaje cabe destacar también su aire cinematográfico: labios más rojos que los de costumbre y unos pómulos bien marcados en un tono melocotón intenso, como es tendencia en los ‘shootings’ de moda del universo del celuloide.