La duquesa de Cambridge homenajea al abuelo Felipe de Edimburgo con una preciosa e histórica imagen rodeado de sus bisnietos. Y no es la única.


Durante estos últimos días desde la muerte del  duque de Edimburgo, el pasado 9 de abril, la Familia Real británica no deja de rendirle homenajes, ya sea a través de cariñosos mensajes o con fotografías que ilustran su fructífera vida de casi un siglo. Las últimas imágenes que han compartido llaman especialmente la atención porque nos adentran en un mundo vetado hasta ahora, el de su espacio más íntimo. Ha sido Kate Middleton la que más nos ha sorprendido abriendo su álbum personal y sacando algunas maravillas hasta ahora nunca vistas.

Una de las fotografías que ha rescatado no puede ser más tierna. En ella aparecen la reina Isabel y su marido, Felipe de Edimburgo, rodeados de siete de sus diez bisnietos. Recordemos que está en camino la undécima, una niña, segunda hija de Harry y Meghan, que nacerá el próximo verano. La instantánea fue tomada en 2018 en el castillo de Balmoral, durante las tradicionales vacaciones en Escocia, y la autora del retrato fue la propia Kate. Dada su confesada pasión por la fotografía, la duquesa de Cambridge es la ‘reportera’ oficiosa de la familia y suele dejar constancia de ello en sus redes sociales oficiales.

La fotografía recoge a los bisabuelos sentados en un sillón rodeados de los pequeños: la reina sostiene en su regazo al príncipe Louis, hijo menor de Guillermo y Kate, entonces un bebé; mientras a los lados posan los mayores, George y Charlotte. Por detrás, de pie, aparece Savannah Phillips, la mayor de todos, hija de Peter Phillips, hijo de la princesa Ana. Junto al duque de Edimburgo se sitúan Isla Phillips, segunda hija de este, muy sonriente con sus primas Lena Tindall (bebé) y Mia Tindall, ambas hijas de Zara Phillips.

Solo faltan en la foto los bisnietos que han nacido después: Archie Harrison, hijo de los duques de Sussex; August, hijo de Eugenia de York, y Lucas, el tercer hijo de Zara y Mike Tindall.

Kate Middleton logró una imagen preciosa e histórica que, desgraciadamente, ya no se podrá repetir, pero que refleja a la perfección la idea de la gran familia que han formado Isabel y Felipe como patriarcas de los Windsor.

EN BALMORAL, EL REFUGIO DE VERANO DE LA REINA Y SU ESPOSO

Un día después, los duques de Cambridge volvían a compartir otro momento de la intimidad familiar. En esta ocasión, Kate posa ante la cámara de otra persona con su hija Charlotte en brazos, junto a los bisabuelos, el príncipe Guillermo y el pequeño George, en un Balmoral en 2015.

Seguramente en los días venideros continúen brindándonos estos pequeños tesoros personales. El próximo 17 de abril despedirán al duque de Edimburgo en su funeral en Windsor, pero antes quieren recordarle y honrar su memoria como padre, abuelo y bisabuelo.