Después de que el juez declinara archivar el caso del príncipe Andrés por abusos sexuales, la Reina Isabel II le retira los títulos militares


El escándalo sexual del príncipe Andrés sigue dando mucho de que hablar. Fue el pasado 4 de enero cuando conocíamos que se había filtrado un documento privado entre Jeffrey Epstein y Virginia Giuffre en el que se pagó 500.000 dólares para que abandonara sus acusaciones por supuestos abusos sexuales cuando ella era menor. Este nuevo pacto extrajudicial dicta que se desestimará cualquier acción legal por parte de Virginia Giuffre tanto contra Epstein como contra otros «potenciales acusados» relacionados con el magnate.

Esto sirvió para los abogados del príncipe Andrés para intentar «liberar» al hijo de la Reina II de estas graves acusaciones. Sin embargo, los jueces han desestimado archivar el caso y los peores presagios han llegado. Desde que se conociera la noticia, mucho se ha hablado de la responsabilidad de la Corona británica y de la Reina Isabel II, que tendría que dar un paso adelante. Un paso que ya ha dado.

La Reina Isabel II ha emitido un comunicado anunciando la noticia

El Palacio de Buckingham ha anunciado que el príncipe Andrés, que será juzgado en Estados Unidos por presuntos abusos sexuales, perderá todos sus títulos militares. En un comunicado emitido por la residencia oficial de la soberana británica, la Casa Real ha indicado que «con la aprobación de la reina y su acuerdo, los títulos militares del duque de York y sus patrocinios reales han sido devueltos a la reina«. «El duque de York continuará sin ejercer ninguna función pública y está defendiendo su caso (judicial) como ciudadano privado«, dice el comunicado emitido por Buckingham.

Comunicado Palacio de Buckingham Reina Isabel II
Cortesía: Buckingham Palace

La medida tomada por la soberana británica hacia su hijo se produce, tal y como hemos dicho anteriormente, después de que los abogados del príncipe Andrés no lograran persuadir a un juez estadounidense para que desestimara una demanda civil en su contra que lo acusa de abuso sexual. Es decir, el caso no se archiva y sigue adelante. Está previsto que el juicio se celebre en otoño si no hay acuerdo antes entre demandante y demandado.

La soberana británica recibió una carta por parte de 150 veteranos militares

Además, esta medida llega horas después de que la Reina Isabel II recibiera una carta por parte de 150 veteranos militares pidiéndole a la soberana que despojara a su segundo hijo  de sus cargos militares honoríficos. “Si se tratara de cualquier otro oficial militar de alto rango, sería inconcebible que todavía estuviera en el cargo”, rezaba la mencionada carta. Los militares le hacían esta petición a Isabel II en su calidad de jefa de Estado y comandante en jefe del ejército, la marina y la fuerza aérea. Tal y como están las cosas, a nivel judicial, consideran «insostenible» que el duque de York siga manteniendo sus cargos. Ahora, ya ha perdido todos sus títulos militares.