El príncipe Harry y Meghan Markle abren su casa de Frogmore Cottage al público

Los duques de Sussex ejercerán de 'anfitriones' en las jornadas de puertas abiertas de su residencia de Frogmore Cottage. ¿Se podría ver a su hijo, Archie Harrison?

El príncipe Harry y Meghan Markle están disfrutando de sus primeros días como padres en la intimidad de su casa de Frogmore Cottage. Esta residencia privada se sitúa dentro del complejo de Windsor, a poco más de un kilómetro y medio del Castillo, y ahora que viven allí los duques de Sussex se ha convertido en un lugar muy popular. Pero eso no significa que esté vetado por completo. Hay algunas opciones para visitarlo…

8Unos anfitriones ideales

Marry y Meghan nos presentaban el pasado 8 de mayo a su primer hijo, Archie Harrison Mountbatten-Windsor (nacido dos días antes). Y lo hacían en un espectacular marco, el Hall de San Jorge del Castillo de Windsor, es decir, a un pasito de su casa. Allí nos contaron su felicidad y nos mostraron el rostro del pequeño. Acto seguido, la familia regresó a su hogar, donde pretenden criarlo en el entorno más «normal» posible, rodeado de naturaleza.

7Frogmore Cottage

Frogmore Cottage es una casa de campo típicamente inglesa, construida originalmente en el siglo XVII, pero cuyo aspecto actual se debe a la remodelación a la que fue sometida en 1801 por la reina Charlotte. Después de que los duques de Sussex anunciaran su intención de mudarse allí, lo cual hicieron el pasado marzo, poco antes del nacimiento de su hijo, la residencia fue sometida a otra nueva tanda de reformas para acomodarla al siglo XXI.

6El escenario de su compromiso

La pareja ya la había «puesto en el mapa» cuando la eligieron como escenario del posado oficial de su compromiso, en diciembre de 2017. Entonces ambos posaron ante el objetivo sentados en las escaleras de la residencia, en una actitud romántica y muy Hollywood que rompía con las tradicionales convenciones de los Windsor en estas ocasiones. Está claro que a Harry y Meghan ya les encantaba el lugar. De hecho, también celebraron allí el banquete y la fiesta posterior a su boda, el 19 de mayo de 2018, con fuegos artificiales incluidos.

5Una residencia muy querida por los royals británicos

Frogmore ha sido una residencia utilizada de forma intermitente por la Familia Real británica. Helena, tercera hija de la reina Victoria, residió en ella; varios Windsor han nacido en sus habitaciones; y en la década de los 80 hasta se pensó que el príncipe Andrés y Sarah Ferguson iban a residir en sus dependencias, aunque al final no fue así. La reina Isabel, que adora Windsor, también pasaba allí muchas temporadas con su marido, Felipe de Edimburgo, y sus cuatro hijos. Windsor es uno de sus refugios favoritos fuera del palacio de Buckingham en Londres.

4Abierto durante tres días

Pues bien, ahora todo esto puede estar a nuestro alcance. Durante varios días al año se abren las puertas de la residencia, la casa así como sus jardines, para todo aquel que quiera disfrutar a cuerpo de rey. Esta edición la casa se podrá visitar a partir del próximo 28 de mayo y durante tres días. Eso sí, antes habrá que pasar por taquilla. El precio de la entrada es de 7 libras (gratis para niños hasta 5 años). Por motivos de seguridad, no se permite hacer fotografías ni grabar imágenes.

3También los maravillosos jardines

Hay disponibles tour guiados por los jardines, una experiencia muy recomendable para maravillarse con los paisajes en sus 35 acres de terreno, donde hay árboles centenarios, flores variadas, la Casa de Té de la Reina Victoria y un lago del siglo XVIII. Los beneficios obtenidos con la venta de entradas van destinados a diversas organizaciones benéficas. Esta edición se repartirán así: los ingresos del día 28 irán a parar al National Garden Scheme; los del 29 de mayo a la Fundación Británica del Corazón; y los del 30 de mayo serán para la Sociedad Nacional de Artritis Reumatoide.

2Los vecinos más ilustres

Los pícnics están permitidos en el parque, donde además puedes encontrar puestos con bebidas y refrigerios ligeros. Quién sabe si los ilustres vecinos de Harry y Meghan puedan hacer aparición por allí…

1Paseos con su bebé

Los duques de Sussex no caben en sí de gozo con su bebé. Archie Harrison ocupa ahora todos sus momentos, en especial de la mamá, quien se encuentra de baja y alejada de los compromisos oficiales durante los próximos meses. No así el príncipe Harry, quien al día siguiente de su presentación, viajaba a La Haya (Holanda) para presentar los Juegos Invictus de 2020. Los bellos jardines de Frogmore son el entorno perfecto para sacar a pasear a su hijo y contemplar el esplendor de la naturaleza lejos del ruidoso Londres. ¿Os animáis?