El príncipe Harry reapareció tras el funeral de su abuelo en un concierto benéfico en Los Ángeles. Su esposa, Meghan Markle, no asistió por su avanzado embarazo.


No aparecía en público desde el pasado 16 de abril, en el funeral de su abuelo el duque de Edimburgo. Desde Windsor voló de regreso a Los Ángeles unos días después (perdiéndose el 95 cumpleaños de su abuela, la reina Isabel) y ahora hemos vuelto a verle encima de un escenario en un macroconcierto en Los Ángeles. Eso sí, un show benéfico, en la línea de los pasos profesionales que quiere seguir.

Gtres.

Anoche el príncipe Harry ofreció una estampa lógicamente muy distinta a la de aquel triste día. Tenía lugar el Vax Live Charity Concert en el Estadio So-Fi de la ciudad californiana, organizado por Global Citizen, y servía de homenaje a todos los trabajadores de la primera línea durante la pandemia, que además ya han sido vacunados. Por eso pudo celebrarse un evento tan multitudinario. Aún así, todos lucían mascarillas.

Brillando en un enorme letrero luminoso apareció el siguiente rótulo: «Príncipe Harry, duque de Sussex», y este fue anunciado como patrón del concierto. Los asistentes estallaron en aplausos y vítores, mientras el joven hacía su entrada en el escenario, micrófono en mano, con vaqueros y camisa informal. El príncipe correspondió a tanta efusividad con agradecimiento: «Cada uno de vosotros sois increíbles», les dijo, al más puro estilo de una estrella roquera saludando a su público. Se dirigió a la audiencia presente y a «los millones de héroes en la primera línea de todo el mundo».

Gtres.

MEGHAN, AUSENTE

Su esposa, Meghan Markle, no acudió a la cita por encontrarse en la recta final de su segundo embarazo. Tampoco viajó a Reino Unido por el mismo motivo. El hecho es que todos los focos fueron en esta ocasión para el príncipe…

Y eso que el cartel de invitados era llamativo. Presentado por la actriz y cantante Selena Gomez, la gala contó con las actuaciones de Jennifer Lopez, Foo Fighters y J Balvin, entre otros. También intervinieron famosos como el actor Ben Affleck, por cierto exnovio de JLo; y el presentador Jimmy Kimmel, vestido del Robin de Batman. El presidente Biden y su esposa aparecieron con un mensaje grabado. El evento será emitido por televisión el próximo 8 de mayo.

Gtres.

Harry despachó un discurso de cinco minutos, en el que alentó a los países más ricos a compartir vacunas con los menos desarrollados, mencionando especialmente la difícil situación que atraviesa la India. El príncipe habló de «compasión» y «empatía»: «Necesitamos mirar más allá de nosotros mismos, levantar a toda la humanidad y asegurarnos de que ninguna persona o comunidad es dejada atrás».

El príncipe Harry, quien hace más de un año decidió abandonar su papel oficial en la realeza británica para centrarse en sus propios proyectos privados, se está decantando por una vía muy a lo ‘celebrity’ estadounidense. Para ello es necesario exponerse, dejarse ver, ‘venderse’. Lo curioso es que de eso se quejaba mientras trabajaba para los Windsor.

Allí les gustan los títulos, la realeza les da prestancia y la reciben con los brazos abiertos. Así les ha ocurrido a Harry y a su mujer, que además es oriunda de Los Ángeles. Por ese motivo, mientras en su país natal arreciaban las críticas por su polémica entrevista con Oprah Winfrey, el ciudadano medio estadounidense y, por supuesto, una pléyade de famosos, se han mostrado al lado de los duques de Sussex.