El primero de la familia en abandonar el Castillo de Balmoral fue Harry. Poco después fue su padre y ahora ha sido su hermano Guillermo de Inglaterra, quien ha dejado atrás la residencia familiar en la que ha fallecido su abuela. Ya como heredero al trono británico, el hijo de Diana de Gales ha salido del castillo escocés rumbo a Londres, donde se reunirá con el resto de su familia.

LOS PRINCIPES HARRY Y GUILLERMO SE REUNEN PARA HOMENAJEAR A SU MADRE LA PRINCESA DIANA DE GALES DESCUBRIENDO UNA ESTATUA EN SU 6O CUMPLEAÑOS
Gtres

Cabe señalar que Kate Middleton le esperó en Windsor, ya que quiso estar con sus hijos en su primer día de colegio, tal y como se comunicó desde el Palacio de Kensington. Al igual que Meghan Markle, que tampoco se desplazó a la residencia de verano en la que finalmente ha fallecido la soberana. Un grupo muy reducido de su familia pudo despedirse de la Reina Isabel, de hecho, solo la Princesa Ana y Carlos pudieron decirle adiós en el lecho de su cama, pues los dos se encontraban en Escocia, por lo que por cuestiones de logística tuvieron mucho más fácil estar junto a ella en sus últimas horas de vida.

Guillermo se ha convertido en el heredero a la corona británica después de que su padre haya sido nombrado Carlos III, aunque todavía quede pendiente su coronación. El fallecimiento de la Reina ha cambiado muchos de los títulos que tenían hasta ahora la familia real, al igual que también sus residencias. Al parecer, el protocolo exige que el heredero se traslade de palacio y que el nuevo monarca se mude al Palacio de Buckingham próximamente.