Dos días antes de su muerte, Isabel II recibió a la primera ministra Liz Truss en el Castillo de Balmoral, Escocia. El encuentro lo inmortalizó la fotógrafa Jane Barlow a través de unas imágenes que ya forman parte de la historia. La autora, que pertenece a la agencia Asociated Press, ha revelado detalles de la conversación que mantuvo con la soberana. 

Reina Isabel
Gtres

Justo antes de que la primera ministra entrara en el salón del Castillo de Balmoral, Jane Barlow tuvo unos minutos para entablar una breve conversación. Ha confesado que vio «frágil» a la Reina, de 96 años, pero que gozaba de un «buen ánimo». También tuvieron ocasión de hablar de un tema muy inglés: el tiempo. Isabel II se pronunció sobre el clima y sobre las lluvias que habían caído durante todo el día. Justo en el momento en el que Liz Truss hizo su aparición en la dependencia, entonces la soberana la recibió con una gran sonrisa.

La última foto de Isabel II

«Es un verdadero privilegio haber podido tomar esa foto, un honor y un privilegio. Estuve allí para fotografiarla mientras se reunía con la nueva primera ministra, pero para mí la mejor imagen fue la de la reina sola. Y obviamente se ha vuelto más significativa ahora», ha explicado la autora al diario ‘Mirror’. Unas significativas imágenes que no pasaron desapercibidas en su momento. Isabel II llevaba tiempo achacando problemas de salud y su mano amoratada llamó la atención de más de uno. Dos días después de aquello, el mundo decía adiós a una Reina eterna.

Reina Isabel
Gtres

Los cambios en la Corona británica se han sucedido de forma inmediata. Antes de cumplirse 48 horas del fallecimiento de Isabel II, su primogénito cogía el testigo y era proclamado Rey de Inglaterra durante una solemne ceremonia celebrada en el Palacio St. James de Londres. Horas más tarde los dos hijos de Carlos III, los príncipes Guillermo y Harry, hacían un acto de unión en el Castillo de Windsor. Este domingo, el féretro de la monarca ha abandona el Castillo de Balmoral rumbo a Edimburgo. Un último viaje que ha emprendido junto a una importante comitiva fúnebre. Su hija, la princesa Ana, con semblante serio y muy afectada, integraba el cortejo en la parte trasera de uno de los vehículos.

El funeral por Isabel II se celebrará el lunes, 19 de septiembre, en la Abadía de Westmister, Londres. Una cita para la historia que reunirá en la capital inglesa a líderes mundiales y representantes de todas las realezas. Además, este lunes, 12 de septiembre, los ciudadanos podrán acercarse a mostrar sus respetos por su monarca más longeva en la Catedral de St Giles en Edimburgo. Un día más tarde, el féretro será trasladado desde el aeropuerto de Edimburgo en un avión de la Royal Air Force.