El día que Camilla Parker Bowles casi muere dos veces en un viaje en helicóptero

Camilla Parker Bowles estuvo a punto de morir dos veces en un mismo viaje de helicóptero y es que casi se estrella con un avión de paracaidistas y con otro aeroplano mientras iba desde un acto a su casa. La información se ha desclasificado ahora

Ha pasado un año, pero el suceso se ha desvelado este lunes. Camilla Parker Bowles, duquesa de Cornualles y mujer del príncipe Carlos de Inglaterra, aún tiene el susto en el cuerpo desde aquel fatídico día en el que casi pierde la vida en un accidente de helicóptero. De hecho, no fue uno, sino que la aristócrata británica sorteó la muerte hasta en dos ocasiones en tan solo unos momentos, algo que se ha desclasificado ahora, que ha pasado un año de los hechos.

El vídeo en el que Kate Middleton le hace un feo a Camilla frente a Letizia

Todo sucedió el 25 de julio el pasado año, cuando Camilla Parker a punto estuvo de fallecer víctima de un accidente de helicóptero. Casi dos accidentes en un mismo vuelo, tal y como ha desvelado el diario ‘Daily Mail’ tras tener acceso a unos informas de la Junta de Airprox en el Reino Unido.

Espectacular baile de joyas en la fiesta del 70 cumpleaños de Carlos

Tal y como detallan en los citados documentos privados, la duquesa de Cornualles y el príncipe Carlos de Inglaterra realizaron una visita al Show de Flores de Sandringham. No regresaron juntos a casa, sino que ella se marchó a su residencia de Wiltshire, mientras que él se quedó en Norfolk. El helicóptero que llevaba a la duquesa levantó vuelo a las 13:11 horas y pocos minutos después el piloto tuvo que hacer una maniobra de emergencia para esquivar otro aparato volador. Lo mismo sucedió poco después en el mismo vuelo.

Un controlador aéreo que declaró en el asunto que se ha desclasificado ahora, asegura que el riesgo de colisión fue “alto”. El primer vehículo con el que estuvo a punto de chocar fue un avión con numerosos paracaidistas. El piloto estaba distraído y no atendió a las demandas del controlador y el piloto de Camilla Parker tuvo que virar en el último momento para no colisionar.