El boicot de los británicos a la millonaria boda de Eugenia de York

A falta de pocos días para que Eugenia de York dé el sí, quiero a Jack Brooksbank, el próximo 12 de octubre, la polémica persigue a la segunda boda real del año. Es más, el ambiente está caldeado. Y todo por los gastos millonarios que el enlace va a suponer para el erario público. La cuestión que se plantea es ¿por qué pagar por alguien que no representa un papel oficial dentro de la Familia Real? Los británicos se debaten en esta disyuntiva y todo apunta a que se decantan mayoritariamente en contra.

8Firmas en contra de los segundos novios del año

La pareja culminará así una historia de amor que dura ya siete años, pero la felicidad por el anuncio de compromiso no ha logrado traspasar todos los corazones. Al menos, no el del ciudadano de a pie. De momento, el grupo antimonárquico Republic ha lanzado una iniciativa por Internet para que todo aquel que no esté de acuerdo con pagar la boda de Eugenia firme un documento online y exprese así su protesta. Por ahora se acercan a las 33.000 firmas.

7Evento privado

Según ellos, ningún contribuyente debe financiar un acto «privado» de un miembro de la realeza que no trabaja y tratarlo como si fuese un evento de carácter nacional. Por todo ello, insiste en que los Windsor deben asumir todo el gasto. La petición se elevará al Gobierno presidido por Theresa May.

6Novena en la línea de sucesión al trono

Eugenia, de 28 años, es hija del príncipe Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson, y por tanto es nieta de la reina Isabel. Ocupa el puesto número 9 en la línea de sucesión al Trono y tiene tratamiento de Alteza Real, pero en la práctica no desempeña ningún papel oficial como royal. Sus apariciones públicas se limitan a algunos acontecimientos familiares o de apoyo a algunas causas solidarias. Tampoco es uno de los Windsor más populares y eso quizás también influye en que se esté mirando con lupa todo lo que rodea su enlace.

5Paseo en carroza

Eugenia y Jack contraerán matrimonio el 12 de octubre en la Capilla de San Jorge, el mismo lugar en el que el pasado 19 de mayo lo hicieron sus primos Harry y Meghan. Y años antes su tío el príncipe Eduardo con Sophie Rhys-Jones. En la foto, vemos a la futura novia acudir como invitada junto a su padre y su hermana, Beatriz. Eugenia había anunciado su compromiso meses antes, en enero.

4Excesivos gastos en seguridad

Tras la ceremonia religiosa, los recién casados realizarán el tradicional paseo en carroza por la ciudad para recibir las felicitaciones de los ciudadanos y compartir con ellos su alegría. Seguirán prácticamente el mismo recorrido que hicieron Harry y Meghan. El tema es que esto supondrá una partida más en gastos de seguridad (corte de calles, policías, parking públicos, control de las masas…) añadida a la ya de por sí abultada lista. Según los expertos, solo esto se llevará unos 2 millones de libras, alrededor de 2.250.000 millones de euros.

3Los padres ‘pagan’

Cuando se case, Eugenia seguirá manteniendo su título de Princesa y Alteza Real, pero ya no podrá llevar el apellido De York, pasando a ser simplemente la Señora Brooksbank. Su marido no recibirá ningún título real. A su favor juega que Eugenia no perciba ninguna asignación oficial por parte de su abuela la Reina, lo cual sin duda hubiera subido el nivel de indignación de los británicos. Sus padres, Andrés y Fergie, serán los anfitriones del enlace y pagarán la boda, cuyo coste total se estima en unos 2,7 millones de libras. Es decir, unos 3.035.000 euros. Aunque de la partida de seguridad no se ocuparán ellos, sino los contribuyentes.

2Retransmisión televisiva de segunda fila

Otro de los grandes escollos ha girado entorno a la retransmisión televisiva del evento. Pioneros en estas cuestiones, ni siquiera la BBC estaba mostrando excesivo empuje en dar la señal en directo, como ha hecho en otras bodas reales, por lo que finalmente ha optado por no cubrirla. El rol secundario de los novios y el a priori escaso interés que la boda estaba generando en la audiencia ha conducido a una decisión bastante sorprendente. Quien desee ver esta boda lo hará en el canal ITV a través de una edición especial del programa This Morning, conectando desde las 9:25 hasta las 12:30 del próximo 12 de octubre.

1Una boda más grande que la de Harry y Meghan

La boda contará con 850 invitados, entre los que también se darán cita celebrities como George Clooney y Robbie Williams. La presencia del actor, que también acudió al enlace de los duques de Sussex, se apoya en que el novio actualmente trabaja como embajador europeo de la marca Casamigos Tequila, cofundada por Clooney. Si nos ponemos a comparar, la boda de Harry y Meghan tuvo 600 invitados. Parece que Eugenia de York está dispuesta a que su boda sea «más grande», aunque posiblemente no mejor. Y desde luego, no más popular.