Las carreras de Ascot han vuelto a lo grande tras el parón por la pandemia. Así hemos visto de nuevo el desfile de carruajes con los ‘royals’ británicos, con los presentes vestidos con chaqués y los extravagantes tocados para las damas… La jornada inaugural contó con una buena representación de los Windsor, empezando por el príncipe Carlos y su esposa,  Camilla de Cornualles.

La  reina Isabel II, una reconocida apasionada de esta cita, no ha podido asistir de manera presencial a causa de sus problemas de movilidad, pero está muy al tanto de las carreras, ya que compite uno de sus caballos.

camilla de cornualles, principe carlos
Gtres.

El heredero acudió a la primera jornada de Royal Ascot haciendo gala de muy buen humor. Sin duda influía en ello el hecho de recuperar una de las citas más emblemáticas de la temporada social y deportiva. Pero, además, protagonizó algunos momentos curiosos que no han pasado inadvertidos.

Y es que se mostró inusualmente efusivo y cariñoso en público. Pero, casualmente, no con su esposa, a la que adora y con la que lleva 17 años de matrimonio. Fue Sophie de Wessex, su cuñada, esposa del príncipe Eduardo de Inglaterra, el objeto de sus atenciones.

sophie de wessex, principe carlos, camilla de cornualles
Gtres.

El príncipe Carlos compartía el palco con Camilla y Sophie para disfrutar de las populares carreras de caballos. Como es natural, el primogénito de la soberana se acercó a saludar a su cuñada, pero lo hizo de una manera más íntima de lo que acostumbran los ‘royals’ en público: dándole un beso.

Las cámaras captaron el momento y así nos revelaron algo más de la relación que les une. No es muy habitual sorprender a la Familia Real británica en gestos efusivos, de ahí que este acercamiento tan cariñoso haya provocado muchos comentarios. Todos positivos, por supuesto. Al menos indica que los cuñados se llevan de maravilla.

sophie de wessex, principe carlos

Gtres.Sophie de Wessex es la nuera discreta de la reina Isabel. De los matrimonios de los cuatro hijos de la monarca, este es el único que se mantiene en pie y se ha librado de polémicas y divorcios. La condesa también es una persona muy querida por su suegra y de ella se dice que es su favorita.

Además de los citados en esta jornada inaugural de Ascot también asistieron la princesa Ana; sus dos hijos, Peter Phillips y Zara Tindall; Beatriz de York y su marido, Edoardo Mapelli; los príncipes de Kent… Y cercanos a la realeza, los padres de Kate Middleton, Michael y Carole Middleton. Por cierto, la mamá lucía un vestido de su hija.