Los duques de Sussex han enviado un comunicado para dejar clara su implicación ante la crisis del coronavirus. "Aunque no nos veáis con vosotros, el trabajo continúa", dicen.


El Príncipe Harry y Meghan Markle han enviado un comunicado a la ciudadanía británica, así como a su legión de seguidores en todo el mundo. Los duques de Sussex se han sumado a los mensajes de apoyo y solidaridad de otros ‘royals’, como la Reina Isabel II de Inglaterra, y han dejado constancia de su preocupación ante la crisis global del coronavirus en un emotivo mensaje.

«Al igual que todos podemos sentir, en este momento el mundo parece extraordinariamente frágil. Sin embargo, estamos seguros de que cada ser humano tiene el potencial y la oportunidad de marcar la diferencia -como se ve ahora en todo el mundo, en nuestras familias, nuestras comunidades y los que están en primera línea- juntos podemos levantarnos unos a otros para realizar la plenitud de esa promesa», comienza su escrito.

El mensaje de pareja continúa: «Lo más importante en este momento es la salud y el bienestar de todos en todo el mundo y encontrar soluciones para los numerosos problemas que se han presentado como resultado de esta pandemia».

«Aunque no nos veáis con vosotros, el trabajo continúa»

«Mientras todos encontramos la parte que debemos desempeñar en este cambio global y el cambio de hábitos podemos enfocarnos este nuevo capítulo para entender cómo podemos ayudar mejor«, prosigue su misiva. «Aunque no nos veáis con vosotros, el trabajo continúa».

«Gracias a esta comunidad por el apoyo, la inspiración y el compromiso compartido con el bien en el mundo. Esperamos reconectarnos con vosotros pronto. ¡Habéis sido geniales! Hasta entonces, cuidad bien de vosotros mismos y de los demás. Harry y Meghan». De esta forma tan directa, y haciendo uso de un lenguaje sencillo y cercano, el matrimonio ha querido posicionarse cerca de sus súbditos, preocupados, como el resto del mundo, por la propagación del COVID-19 en su país.

El comunicado de Harry y Meghan llega cuando apenas quedan 24 horas para que el ‘Megxit’ se haga plenamente efectivo. A partir del próximo martes 31 de marzo la pareja podrá cumplir su sueño de ser independientes económicamente. Dejarán de ser ‘miembros Senior’ de la Familia Real británica, por lo que tendrán libertad total de movimientos para hacer con su vida lo que desean, así como rentabilizar su imagen sin las estrictas restricciones de la soberana.

El 31 de marzo entra en vigor el ‘Megxit’

Según ha publicado ‘Daily Mail’ el príncipe Harry decidió comunicar a Isabel II que él y Meghan habían tomado la decisión de romper con la monarquía británica por correo electrónico. El diario británico ha señalado, además, que la distancia entre Harry y su hermano, el Príncipe Guillermo de Inglaterra, es cada vez mayor. Más aún desde que el benjamín de Diana de Gales decidiera abandonar sus obligaciones dentro del clan Windsor.

Su renuncia, lejos de lo que pudiera parecer, ha supuesto grandes sacrificios para el hijo menor del Príncipe Carlos de Inglaterra. Cuando el príncipe y su esposa negociaron las condiciones de su salida de Buckingham con su abuela, la reina planteó que su nieto renunciara a las condecoraciones militares que ha logrado. Según la prensa británica, perder estos reconocimientos ha sido una de las pérdidas más dolorosas para el joven.

El príncipe Harry entró en el Ejército, como suboficial, en el año 2005. Dos años después estuvo destinado en Afganistán, donde hacía maniobras en una base secreta. Tuvo que volver al Reino Unido después de que su seguridad peligrase. En los años siguientes Harry continuó con su formación militar y se formó como piloto de helicóptero. En 2015 se retiró. Y en 2018 se convirtió en ‘líder de escuadrón’, tras lo cual ascendió de rango y fue reconocido con el título de Capitán General de los Royal Marines.

Acaban de mudarse a Los Ángeles

A comienzos del pasado mes de enero, Harry y Meghan se trasladaron con su hijo, el pequeño Archie, a Canadá. Un país que es miembro de la Commonwealth y, por lo tanto, del que la reina Isabel II es Jefa de Estado. Sin embargo, en plena pandemia global del coronavirus, han optado por mudarse a la ciudad estadounidense de Los Ángeles, en el estado de California. Estados Unidos ya encabeza la lista de países con mayor número de contagios por coronavirus.