Fue hace siete meses cuando la Reina Isabel II le dio su bendición como futura «reina consorte» de Inglaterra. Coincidiendo con la conmemoración de sus 70 años de su llegada al trono, la soberana se dirigió a la nación para expresar su «sincero deseo» de que Camilla de Cornualles, la mujer del príncipe Carlos, sea reina consorte cuando este acceda al trono. Una decisión histórica con la que lanzaba toda una clara declaración de intenciones. Ahora, sus deseos se verán por fin cumplidos. Y es que la esposa de Carlos III, -es el nombre con el que el Príncipe de Gales accederá al trono- será reina. Con todas las letras.

Prince Charles of Wales and Camilla , Duchess of Cornwall during a visit to the  village of Mousehole in Penzance, Cornwall on the first day of their annual visit to the South West. Picture date: Monday July 18, 2022.
GTRES

«Es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio», recordó Isabel II en febrero de 2021. La suya no era una mención casual: sabía bien lo que decía. Y cuándo lo decía. La reina se preparaba ya para el final y quiso preparar el terreno para quien compartirá el peso de la corona con su querido primogénito. Y a quien durante años se ha tratado injustamente cuando Diana de Gales destapó que su marido le había sido infiel con ella. El triángulo amoroso que en su día creó el príncipe Carlos le pasó una carísima factura a Camilla, quien con los años se ha ganado el respeto de los ciudadanos de su país.

El marido de la reina Isabel II nunca ostentó el título de rey consorte

Cabe destacar que el marido de la monarca, jamás ostentó el título de rey consorte, y siempre fue Príncipe de Edimburgo. Por ello, el título que llevará Camilla de Cornualles podría ser considerado como un reconocimiento de Isabel II al que ha sido el gran amor en la vida de su hijo mayor.

Prince Charles and Camilla Duchess of Cornwall attending Braemar Gathering Highland Games, , Aberdeenshire, Scotland, UK – 03 Sep 2022 *
GTRES

El título de «reina consorte» es el que se otorga a la esposa de un monarca reinante, y según el Diccionario Merriam-Webster, este término fue utilizado por vez primera vez en 1765. Por lo general recibe el equivalente femenino de los títulos y tratamientos del rey. Históricamente, las reinas consortes no comparten los poderes políticos y militares del monarca. Sí comparten, en cambio, gran parte de la notoriedad pública de sus parejas. Es el caso de Letizia, quien en calidad de reina consorte de España trabaja tan activamente como el rey Felipe VI en pro de la institución monárquica.

Carlos y Camilla, una historia de amor que triunfó contra todo pronóstico

La historia de amor de Carlos de Inglaterra y Camilla es propia de una novela. Se conocieron en los años 70 a través de una amiga en común que los presentó. Enseguida saltó la chispa entre ellos. Eran una y carne. Pura complicidad. Pura química. Sin embargo, ser la novia del Heredero al Trono de Inglaterra no es cosa sencilla. La falta de intimidad, medidas de seguridad férreas y un estricto régimen de vida pusieron las cosas difíciles a su idilio. Terminaron rompiendo y ella empezó a salir con su futuro marido, Andrew Parker-Bowles, que también era amigos de Carlos. Ambos siguieron adelante con su amistad. Por eso, cuando él empezó a salir en 1980 con Diana Spencer (era su nombre de soltera) era habitual verlos juntos. Lo cierto es que la expareja se veía a escondidas después de que el Príncipe de Gales contrajera matrimonio. Y ahí empezaron los problemas. Camilla se convirtió en la piedra en el zapato de Diana de Gales. Porque, según ella misma contó, eran un matrimonio «de tres»,

Tras las respectivas separaciones de ambos, Carlos y Diana hicieron público su noviazgo. Y la que durante años fue considerada como una auténtica ‘Cruella de Vil’ para Lady Di pasó a ser la princesa del cuento. En el año 2005 cuando se dieron el ‘sí, quiero’ en Windsor. Ahora, la nueva reina consorte tiene por delante el reto que hasta ahora ha asumido con enorme dignidad y discreción: el de seguir ganándose el afecto de su pueblo y acompañar fielmente al rey Carlos III en su nueva andadura como monarca.