El príncipe Harry y Meghan Markle siguen cosechando ataques e insultos, quizá los más inesperados llegan desde un amigo íntimo de Lady Di y del exsecretario del palacio de Buckingham, que han descrito la actitud de la pareja con muy malas palabras


El príncipe Harry y Meghan Markle se han topado con un alto muro tras su salida de la familia real británica para rentabilizar su imagen pública a golpe de exclusiva. La determinación de los duques de Sussex de hacer fortuna más allá de la alargada sombra de Buckingham ha sido muy cuestionada y es que se escudaban en su deseo de vivir alejados de la presión mediática y la atención popular, pero siguen concediendo entrevistas en Estados Unidos a diversos programas de audiencia millonaria. Un doble juego que tan solo habría contado con el respeto de la princesa Diana de Gales, pero ante su ausencia, su voz ha sido silenciada.

Ni tan siquiera las personas que amaron a Lady Di y defendieron su honor ante el mundo han sido capaces de defender al príncipe Harry y Meghan Markle. Es innegable que todos los miembros de las familias reales sufren la presión mediática y unas estrictas normas de actuación en su labor de representación de la corona. Sin embargo, pocos se han quejado tanto como los duques de Sussex, cuya huida ha provocado un temporal informativo en Reino Unido y el resto del mundo. Un revuelo al que se suma ahora Robert Jobson, biógrafo real e íntimo amigo de Diana de Gales, que ha querido dejar claro su descontento con la forma de actuar de Harry y Meghan, criticándoles con dureza y sin miedo a que con esto esté traicionando la memoria de su amada amiga.

Robert Jobson ha concedido una entrevista a ‘The Royal Beat’ para hablar sin reparos sobre los duques de Sussex. La peor parte se la lleva quizá Meghan Markle, a quien no duda de tildar de “deshonesta”, mientras que al príncipe Harry simplemente asegura que “no le reconozco”. Este experto en casa real y amigo de Lady Di señala directamente a la exactriz como la culpable de todo lo sucedido y que se conoce mundialmente como “Megxit”. Asegura que todo esto ha sido no solo iniciado por Meghan Markle, sino que no duda en afirmar que ya lo tenía planeado en el instante mismo en el que entró a formar parte del clan Windsor.

Se acumulan los ataques a los duques de Sussex

Pero el amigo de Lady Di no es el único que ha aprovechado la cercanía al aniversario de la salida del príncipe Harry y Meghan Markle de la familia real británica para hacer escarnio público. Otra voz respetada, la del exsecretario de prensa del Palacio de Buckingham, Dickie Arbiter, también está causando un gran revuelo y es que asegura que la actitud de la pareja a la hora de negociar su salida con la reina Isabel II fue “petulante, grosera e inmadura”. Se refiere al hecho de que utilizasen los comunicados de prensa para presionar a la familia real para que les dejasen marchar y salir favorecidos en las cláusulas de su “liberación”.

Montaje SEMANA

La reina Isabel II quiso ponerle freno a su nieto y a la mujer de este al avisarles de que no era compatible los actos de representación de la corona con una vida lucrativa. Es decir, no pueden ser miembros activos de la realeza y, además, usar su imagen pública para amasar fortuna de manera privada. Este tirón de orejas fue respondido por el príncipe Harry y Meghan Markle a través de un comunicado de prensa, en el que daban a conocer su intención de desvincularse de la familia real para iniciar una andadura en solitario y, de paso, retar a la soberana.

Un camino, por supuesto, que está siendo muy lucrativo, dado que ya están cerrando acuerdos millonarios con grandes compañías audiovisuales y, entre tanto, concediendo entrevistas a los presentadores estrella de los Estados Unidos. Unas conversaciones públicas que están siendo analizadas con lupa desde Buckingham, ante el miedo a que se produzcan dardos envenenados a la corona que podría agravar el distanciamiento familiar. Un punto que, según el exsecretario de palacio, Dickie Arbiter, no se llevará a cabo, dado que asegura que a los duques de Sussex no les interesa tensar más la cuerda, pues su salida, para evitar males mayores, les fue muy favorable y no quieren perder el privilegiado puesto que ahora ocupan, a medio camino entre ser royals y ser estrellas del ‘show business’.