¿Cuánto gastó en vestirse la Reina Letizia el año pasado? Más que cualquiera de nosotras y muuucho menos que el resto de damas de la realeza. ¡Tenemos todos los datos!


El año 2020 pasará a la Historia por muchos motivos, pero sobre todo por la pandemia del coronavirus. Esto nos ha marcado a todos, también a los Reyes, quienes se vieron obligados a redefinir sus tareas y afrontarlas de otra manera. En cuanto a la Reina Letizia, supuso un cambio de estilo evidente en el fondo y la forma: su teletrabajo desde La Zarzuela durante el confinamiento hizo que tirara de sobrios trajes sastre y, una vez desconfinados, Don Felipe y ella realizaron una gira por España en la que regresaron los estrenos, pero con mucho tino, alternándolos con reciclajes, siempre de moda española y a precios accesibles. Ni siquiera hubo estrenos en los grandes eventos del año, como los Premios Princesa de Asturias y la Fiesta Nacional.

¿Adiós al lujo? Bueno, Letizia nunca ha sido de las ‘royals’ que más gasto dedican a su vestuario. Nosotros ya lo sabíamos, pero así lo acaba de refrendar también la web internacional Ufo No More, especializada en la moda de la realeza, donde la sitúan como la Reina que menos ha invertido en ropa durante el año pasado.

Según ese portal, Doña Letizia estrenó 97 piezas durante ese periodo, suponiendo un total de 15.892 euros de su presupuesto anual. Una cifra muy llamativa, sobre todo si se tiene como referencia la de 2019, que fue de 42.448 euros.

Lo interesante de la cuestión es situar a nuestra Reina en el entorno de sus homólogas europeas. Ahí es donde abrimos los ojos de verdad. Sí, porque si a veces puede pensarse en dispendios en ropa (en comparación con el común de los mortales), pasemos a evaluar lo que hace el resto.

En ese sentido, la más ‘derrochona’ es… ¡Charlène de Mónaco! La esposa del príncipe Alberto estrenó menos que Letizia, ‘solo’ 74 prendas, pero el monto final fue de 106.238 euros. Es decir, una media de 2.083 euros por pieza, frente a los casi 284 euros de media de la española.

Y es que Charlène es aficionada a las firmas de lujo (Armani, Akris, Oscar de la Renta…), lo cual eleva considerablemente el desembolso. Letizia se atreve de vez en cuando con firmas más caras, pero lo habitual es que se decante por clásicos españoles como Adolfo Domínguez, Pedro del Hierro y Roberto Verino, por no hablar de Carolina Herrera, Zara, Mango, Massimo Dutti, Uterqüe… o últimamente por jóvenes firmas españolas, a las que con su imagen presta un valioso impulso. Sin ir más lejos, en su primer look de este año para la Pascua Militar estrenó una blusa de la madrileña Maksu (154 euros).

Charlène de Mónaco es la top del gasto y le siguen por este orden: Kate Middleton, con 86.800 euros invertidos en su vestuario de 2020; su cuñada, Meghan Markle, con 50.053 euros; Máxima de Holanda, con 49.008 euros; Mary de Dinamarca, con 34.437 euros; y Sofía de Suecia, que se gastó 27.281 euros. La que está inmediatamente por delante de Letizia es Victoria de Suecia, que rascó de su bolsillo 21.296 euros. Y por detrás, Mette-Marit de Noruega, quien empleó 11.287 euros en sus diferentes looks.

Austeridad es la palabra más repetida para definir la moda de la Reina Letizia durante el pasado año. Un acierto total dadas las circunstancias, que no pedían de demasiado glamour, sino de arrimar el hombro en lo verdaderamente importante.