La Reina Letizia brilla blanca y radiante en los Premios ABC con vestido cruzado de Lola Li y complementos renovados en plata.


Noche de premios para los Reyes, que hoy presiden la entrega de los galardones Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote de ABC. Una gala periodística para la que la Reina Letizia siempre suele poner mucho empeño estilístico. Cumpliendo con el protocolo, el Rey ha acudido con esmoquin. ¿Y ella? Blanca, radiante… y plateada.

A una tarde gris y lluviosa en Madrid, Doña Letizia le ha echado valentía vistiendo de blanco. Uno de los modelos más elegantes y modernos de su armario: el vestido cruzado tipo ‘wrap’, con cuello de esmoquin (¡ajá!), de la firma española Lola Li, que estrenó en septiembre de 2019 para inaugurar la temporada de ópera en el Teatro Real. Un modelazo que lo mismo te sirve para un evento cóctel que para casarte por lo civil (o por lo que quieras).

Robert Smith.

Estamos hablando de reciclaje, pero no importa. ¿Acaso no es agradable volver a ver este vestido? Merece pasearse y a la Reina le sienta verdaderamente bien. Y no hace falta decir que debe ser súper cómodo para sentarse a la mesa e ir de cena. Es fluido, sueltecito, con largo por debajo de la rodilla y abrochado a un lado con un único botón… La reinvención del clásico esmoquin con una vuelta de tuerca. Sencillo y perfecto.

Robert Smith.

Hay que recordar que el escote baja más, en forma de V, y que en su momento causó algún pequeño quebranto en la tranquilidad de la Reina (se le abría). Así que esta vez se ha asegurado de no sufrir ningún incidente y se lo han cerrado a la altura del esternón (con un puntito de costura, un corchete, un alfiler…).

Lo que además ha cambiado en esta ocasión es combinarlo con otros complementos. Si entonces eligió cartera y zapatos en negro (bien), hoy ha escogido el plata como elemento rompedor. Una cartera tipo baguette con textura de piel de cocodrilo de Felipe Varela (de las que tiene desde hace años) y unos salones destalonados de Carolina Herrera. ¡Sí! Los mismos que tiene en todo el catálogo de colores de la marca: azul, negro, marrón, rosa, nude… Estos plateados, brillantes como un espejo, no se los habíamos visto en público, así que los consideramos de estreno.

Robert Smith.

En el capítulo de joyas, Letizia se ha puesto flamenca con sus grandes pendientes de aro brillantes de Coolook. Tampoco son nuevos y son sus favoritos para los eventos de noche y cuando se siente sexy. Son unos aros de plata y circonitas que dan mucha luz al rostro y conjuntan con el vestido. Su anillo dorado de Karen Hallam digamos que podría ser la única pieza perturbadora de este dúo blanco-plata, pero no cuenta porque, como ya sabemos, pertenece ya a su dedo lleve lo que lleve.

Tenemos que destacar también ese melenón que se ha gastado la Reina. Raya al medio (últimamente no se la quita), muy liso y pulido, mostrando sus canitas en la parte superior y un poquito de volumen cardado en la nuca, con las puntas perfectamente alineadas y presumiendo de un tono de cabello cada vez más oscuro. Le queda ideal en contraste con el blanco. En definitiva, un sobresaliente para Letizia en una noche de gala que nos devuelve su versión más sofisticada.