En el concierto de los Premios Princesa de Asturias, la Reina ha sorprendido con un glamouroso detalle en su vestido.


La Reina Letizia aterriza en Oviedo para pasar unos días inolvidables. Estamos en su ciudad, en su tierra, con sus paisanos y en los Premios Princesa de Asturias que preside su hija mayor. Todo es ‘too much’. Esto hace que la esposa del Rey Felipe intente darlo todo durante su estancia en el Principado. Lo que hablando de looks se traduce en estrenos, novedades, golpes de efecto y sorpresas variadas.

© Robert Smith

Su primer estilismo esta tarde-noche, para acudir al concierto previo a la gala de entrega, tenía que cumplir muchos requisitos: estar a la altura y a la vez no restar protagonismo a sus hijas, que iban por primera vez. Así, mientras las adolescentes Leonor y Sofía se han vestido de fucsia y azul respectivamente, Letizia lo ha hecho de verde suave. Un modelo nuevo, eso sí.

Vídeo: Europa Press

Es decir, un color austero, más invernal que otoñal y, sobre todo, poco llamativo para una gala de estas características. En principio, el diseño lo parecía también un poco. Cerrado, con escote barco, con mangas acampanadas de vuelo al codo, corte recto y largo midi. Poca piel a la vista. Sin embargo, para romper tanta sobriedad se ha lanzado con un inesperado detalle que recorría la falda a un lado en vertical: una boa de plumas. ¡Bomba!

© Robert Smith

¿Os acordáis de aquel sexy corsé de plumas rosa de The 2nd Skin que llevó en el concierto de 2019? Nada que ver con lo de hoy, claro, que es mucho más recatado. No dejamos de reconocer que, aunque original, este caminito de plumas queda un pelín extraño.

Por otro lado, hemos tenido que esperar a verla por detrás para percatarnos de otro detalle algo pícaro: un sugerente escote en el cruce de la espalda. De todas formas, hoy la Reina sabía que no era, o no debía ser su noche. Estaba correcta, guapa y elegante, pero no imponente.

Robert Smith.

Para esta cita nocturna y melómana, Letizia suele darnos muchas alegrías. Es su momento para brillar con más desenfado y riesgo que en la ceremonia central. Esta vez no ha sido así exactamente para dejar brillar más a sus hijas.

© Robert Smith

El resto de su look: una coleta con raya al medio, pendientes de aros y salones destalonados y cartera a juego en dorado, de Magrit. Y el anillo de Karen Hallam, que no falte. Digamos que este look pasará al recuerdo más que nada por esas audaces plumas… Ah, y por la mirada iluminada de Letizia, a quien suponemos completamente feliz de tener de nuevo cerca a su hija Leonor, aunque sea por unos días.

Robert Smith.

Mañana viernes es el día grande para todos. Los Reyes y sus hijas comienzan la jornada presidiendo varias audiencias y, ya por la tarde, ponen el broche con la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Letizia siempre ha estrenado para la ocasión un modelazo de Felipe Varela (a excepción de la edición de 2020, en plena pandemia, en la que recicló un vestido azul de Delpozo). ¿Volverá a los brazos de su modisto?