La Reina Letizia termina la semana en el palacio de La Zarzuela con dos audiencias. Un enunciado a priori poco apetecible para nuestros asuntos de estilo, pues estas son citas para las que no suele complicarse demasiado. Pero veamos… Hoy la consorte sí que nos ha sorprendido ¡y para muy bien!

Robert Smith.
Robert Smith.

La primera audiencia ha sido con la Alianza Iberoamericana de Enfermedades Raras o Poco Frecuentes (ALIBER); y la segunda con una representación de los participantes en el «I Congreso de trata de seres humanos, cómo hacer visible una realidad oculta». Para ambas ha elegido un look de estreno de blusa y pantalón, con taconazos, con los que rompe las líneas de estos encuentros, habitualmente más seria y sin estrenar.

Robert Smith.
Robert Smith.

La blusa lleva un original estampado de hojas, es anchita, con cuello cerrado y manga al codo. Muy animada. Y además solidaria, pues está confeccionada por mujeres de la APRAMP, que forma a supervivientes de la explotación sexual  Hace tiempo ya lució un vestido gris de la misma asociación, con diseño de Ulises Mérida.

Se la ha puesto con unos pantalones de tipo culotte blancos. A sus pies, unos salones cerrados también blancos, de Magrit, a los que ha añadido una doble suela para hacerlos todavía más cómodos.

Casa de S.M. el Rey.
Casa de S.M. el Rey.

La melena suelta sigue tal cual se la vimos ayer también en palacio: suelta, con raya al medio y sus canitas al aire. Y como adorno, los mismos pendientes de aro de su anterior aparición. Su anillo de Karen Hallam no falta.

Se nota que la Reina Letizia hoy le ha echado ganas, aunque su lema sea la sencillez. Un look fresquito, sin ínfulas, pero con un toque ligero y divertido que apetece mucho. No dudamos de que volveremos a ver este conjunto, ya sea unido o por separado, en días futuros. Nos vamos de ‘finde’ con muy buen sabor de boca. Aquí ya huele a verano…