Quedan pocas horas para que la Reina Letizia ponga rumbo a Mauritania para iniciar el que será su séptimo viaje de cooperación. Pero antes le esperaba esta importante cita en el Palacio Real, donde los reyes han ofrecido un almuerzo para conmemorar el 40º aniversario del ingreso de España en la OTAN.

Como quien dice, la consorte está terminando de hacer la maleta… Aunque antes ha tenido que ocuparse de esta cita palaciega. Sin embargo, parece que no ha querido dar muchas vueltas al vestidor. Por lo pronto, Letizia ha reciclado. Y además uno de sus modelos ‘importantes’, pero que a base de repetirlo lo ha ido normalizando.

Se trata del vestido que le hizo Felipe Varela para la Fiesta Nacional de 2018. Entonces lo lució con la chaquetita a la cadera que lo acompañaba. En esta ocasión ha prescindido de ella, dejando al descubierto el modelo: sin mangas, con cuello redondo, cuerpo ceñido con cinturón fino y una original falda de capas de tul. En su momento lo bautizamos como ‘de bailarina’. Con la chaqueta puesta inspiraba vagamente el estilo New Look de la década de los cincuenta.

reina letizia, rey felipe
Casa de S.M. el Rey.

En junio de 2021 volvió a ponérselo así, al descubierto, para recibir al presidente de Corea y su esposa en la plaza del Palacio Real.

Poco más hay que añadir a este look. La Reina Letizia se ha dejado el pelo suelto y se ha puesto los pendientes de citrinos, que últimamente ha recuperado del joyero. El anillo de Karen Hallam tampoco faltaba en su mano.

De vuelta a La Zarzuela echará el cierre a esa maleta que la espera. Aunque ya sabemos que para este tipo de viajes solidarios, el contenido suele ser más bien escueto: pantalones, botas, camisas y su simbólico chaleco rojo de la Cooperación española. Una maleta para tres días muy movidos. ¡Mañana os seguiremos contando!