Letizia estrena en los Premios Nacionales de Cultura y hace un homenaje a uno de los galardonados, del que ya vestía antes de ser Reina.


La Reina Letizia hace doblete en esta jornada. A mediodía los Reyes han ofrecido un almuerzo en el Palacio Real en honor del presidente de Angola y su esposa. Esta tarde, se han trasladado hasta el Museo del Prado para presidir la entrega de los Premios Nacionales de Cultura 2018 y 2019. Habíamos dejado a Letizia de rosa romántico… Y nos reencontramos con ella en azul desvaído. ¡Y de estreno!

Robert Smith.

Un vestido de corte muy original, aunque algo complicado. De largo por debajo de la rodilla, corte fluido, manga larga y abertura y lazada lateral con gran hebilla. Es de Adolfo Domínguez, una de las firmas más queridas por la Reina ya desde sus tiempos previos a la realeza y con la que ha seguido contando a lo largo de los años. Su precio, además, es estupendo: 209 euros.

Casa de S.M. el Rey.

Hoy casi era obligado que lo usara, pues Adolfo Domínguez ha recibido el Premio de Diseño de Moda 2019. Y se ha decantado por él y no por el galardonado de 2018 en la misma categoría, Miguel Adrover. Quizás este tenga otra oportunidad pronto. El diseñador gallego, de 71 años, ha acudido a la cita haciendo gala de su mítica sobriedad, en azul marino y negro.

Así que con el guiño al maestro de la moda servido, pasamos a analizarlo. Decíamos complicado… Sí, porque su estructura envolvente no es apta para todas. A Letizia le queda bien, aunque puede que no le haya sacado el mejor partido.

Adolfo Domínguez.

Observamos algunos pequeños cambios en la manera de llevarlo respecto al diseño original. Lo lleva más ajustado o entallado justamente en la parte de la lazada, lo que le resta el toque distintivo. Por otro lado lleva las mangas remangadas y eso también hace que se pierda un poco la claridad del patrón. Lo ha adaptado a su gusto para hacerlo más clásico y menos ‘moderno’, lo entendemos. Pero observad la diferencia aquí abajo.

Adolfo Domínguez.

De todas formas, ¡muy bienvenido! Lo ha combinado con complementos en color marrón. Una opción sobria para la cartera y los salones, ambos nuevos de Magrit. Lo cual unido a su peinado, un moño bajo con volumen arriba y algunos mechoncitos sueltos, le aporta elegancia para una entrega de galardones, aunque también más seriedad.

En el apartado de joyas tenemos que abrir los brazos de nuevo a sus pendientes largos de varias cadenitas de Tous. Una pieza que hace unos años usó bastante y que estaban un poco olvidados. Aunque para ser sinceros no nos parecen los mejores para este vestido… Su anillo de Karen Hallam remataba su dedo, como siempre.

Moda española, con diseño innovador y a buen precio. No podemos pedir más y nos quedamos con este mensaje. Entre rosa y azul se mueve últimamente la Reina. Son sus nuevos colores favoritos. Poco a poco, Letizia sigue sumando puntos positivos en el Vestidor.